La Escuela Comarcal de Música “El Valle”, del Valle de Ayora-Cofrentes, abre matrícula para el curso 2021-2022
Leer más
Tierra Bobal reparte sus agendas escolares en todos los colegios de la comarca
Leer más
El AMPA del Colegio Alfonso X El Sabio de Requena elije presidenta a Viviana Inés Cornejo Casi
Leer más

Fuente www.sevi.net/La Semana Vitivibicola/ Raúl Compés López

Si bien detrás de la gran transformación que se está produciendo en la zona vitivinícola de Utiel-Requena hay muchas bodegas que están haciendo un gran trabajo, uno de los casos de éxito más destacables es el de Bodegas Hispano+Suizas. Se trata de una empresa joven que este año 2016 va a cumplir su décimo aniversario. En tan breve periodo de tiempo ha logrado convertirse en una referencia en imagen, calidad y valor en la zona. Sus vinos son premiados y reciben las más altas puntuaciones en las guías más importantes, compitiendo con los mejores de España en todas las categorías. Este año, por ejemplo, la Guía SeVi 2016 ha otorgado uno de sus premios como mejor vino del año al Impromptu Rosé 2015. Adicionalmente, tres de sus vinos son valorados como los mejores en sus respectivas categorías varietales (se trata del Impromptu Sauvignon Blanc 2015, el Bassus Pinot Noir 2013 y el Quod Superius 2012).

Son varias las claves que determinan el éxito de Hispano+Suizas, pero entre ellas destacan la composición de la sociedad, la coherencia y claridad de su modelo de negocio, su estilo elegante e innovador y su espíritu musical. De todas ellas, la más determinante es esta última, ya que integra todas las demás. La historia de Hispano+Suizas es el proyecto de tres socios aficionados y practicantes de la música clásica que se complementan en la interpretación de los tres tiempos de la sinfonía del vino. Rafael Navarro, enólogo e hijo de la tierra de Requena, se ocupa de producir las mejores uvas para obtener el mejor vino; Pablo Ossorio, también enólogo, y de origen berciano, con una meteórica carrera profesional desarrollada principalmente en Valencia, se responsabiliza de la elaboración; y Marc Grin, suizo y directivo de la empresa Murviedro, filial del grupo Schenk, es el encargado de la distribución.

La impronta musical de este trío se plasma en todas y cada una de las facetas de Hispano+Suizas, cuyo nombre es un reconocimiento tanto al origen nacional de los tres socios como al mítico coche español del mismo nombre, símbolo del lujo y la excelencia en las tres primeras décadas del siglo XX. Se trata de una bodega pequeña, con una producción inferior a 150.000 botellas, que solo utiliza las mejores uvas de sus 80 hectáreas de viñedo para asegurar la calidad del producto, utilizando en promedio dos kilos de uva para hacer una botella.

En el proceso productivo destaca la viticultura de precisión y las innovaciones en el tratamiento de la uva a la entrada de la bodega y en la fermentación. El objetivo es elaborar unos vinos delicados, redondos y elegantes. En la botella destacan unas etiquetas resistentes a la humedad cuyo diseño logra combinar la unidad de imagen de la bodega con la diversidad de cada uno de sus vinos. Sus nombres (Impromptu, Bassus, Tantum Ergo) constituyen un homenaje al mundo de la música clásica. Para completar la oferta, cuenta con un pequeño pero coqueto hotel situado en la parte alta del edificio de la bodega, cuyas habitaciones con vistas al viñedo evocan las mejores imágenes del maridaje entre cine y vino. Para acabar, la suerte, el aliado que no puede faltar en ningún proyecto de éxito, también ha hecho presencia en la escena, en este caso en forma de película. Aunque los vinos son el resultado de un trabajo en equipo, como ocurre en todas las facetas creativas, cada autor imprime su sello particular a la obra. En este caso, la potencia creadora y comunicativa de Pablo Ossorio se suma a la reinvención heterodoxa de la viticultura local de Rafa Navarro, inspirada en el clasicismo vitivinícola francés. Uno de sus resultados, la atrevida apuesta por la exquisita variedad Pinot Noir, tuvo su justo e inesperado premio cuando las pantallas del cine independiente mundial descubrieron la frescura y el atrevimiento de la película “Entre Copas”. Sin duda que el Bassus Pinot Noir de Hispano+Suizas es un gran vino, pero la pasión del protagonista de la película, el profesor Miles, por la delicada variedad borgoñona contribuyó a colocarlo en el centro del escenario, y desde entonces la música del trío suena cada vez más inspirada y afinada.

Comparte: Bodegas Hispano+Suizas: el trío sinfónico de Utiel-Requena