Publicada la Orden General de Vedas para la Comunidad Valenciana 22/23
Leer más
La violonchelista Mayte García Atienza será este año pregonera de la Feria de Requena
Leer más
Cerrados los parques naturales de Chera-Sot de Chera y Las Hoces, entre otros por la máxima alerta ante la posible proliferación de incendios forestales
Leer más

Resumen del programa nº 93 de “En este lugar…” (8-3-2016): “El viaje iniciático”, con Javier Sáez González, enólogo y viajero, presidente de la asociación “Enólogos sin fronteras”

El deseo de viajar y conocer otros lugares, gentes y culturas, es una constante que se ha manifestado en toda la historia de la humanidad. El viajero ha de cargarse de un espíritu que asuma el riesgo y la incertidumbre para visitar territorios donde las formas de vida, la jurisdicción legal y las costumbres son totalmente distintas a las que estamos acostumbrados. En algunos casos, ese viaje toma el carácter de un “viaje iniciático”, y eso lo nota el viajero al regresar a su lugar de origen, pues su forma de entender el mundo, su carácter, su sistema de valores, ha sufrido una transformación tras su periplo. Aunque es importante el conocimiento de otros pueblos y espacios geográficos, según nos dice el enólogo Javier Sáez, también hay que tener en cuenta el fuerte reto personal al que se enfrenta el viajero, por lo que en muchas ocasiones, el principal conocimiento al que se llega con ese viaje, es el conocimiento de uno mismo.

El experto viajero Javier Sáez nos explica sus antecedentes como viajero solitario y con escasos medios materiales a su alcance, hasta que empezó a viajar con su familia y llegó a constituir la asociación “Enólogos sin fronteras”, como una manera de hacer esos viajes dentro de un marco legal y con cierta organización logística, para mejorar la seguridad de las personas que viajan y desarrollar unas redes de apoyo. La labor de “Enólogos sin fronteras” es la de destinar una parte de los beneficios obtenidos con su vino Umbría para adquirir material escolar y efectos personales que luego llevan de manera solidaria a los poblados en los países que visitan.

Javier Sáez nos hace una descripción de los lugares que más le han impactado, de su primer “viaje iniciático” a la India, y de las características de los habitantes de esos lugares. El hecho de viajar a África o Asia sin ninguna actitud preconcebida, sin considerarse más “civilizado” que los pueblos que visitan, le ha permitido contactar directamente con las personas, con sus valores humanos, y le ha posibilitado integrarse en sus costumbres como un miembro más de la tribu. Nos cita las impresiones que ha recibido de pueblos como el Dogón, en Mali, o los nómadas Peul, que se expanden por todo el cinturón sahariano.’

Comparte: El viaje iniciático, asociación “Enólogos sin fronteras”