Muere un séptimo ratonero electrocutado en el tendido eléctrico del término de Caudete de las Fuentes
Leer más
El C.F. Sinarcas celebrará, a mediados de agosto, el 60 aniversario de su federación
Leer más
El gobierno construirá nuevos almacenes individuales de residuos en las Centrales Nucleares de Cofrentes, Almaraz, Ascó, y Vandellòs como alternativa a la construcción de un ATC
Leer más

Requena, (27/12/19). Redacción.

La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias ha puesto en servicio ocho nuevos vehículos autobomba para los bomberos forestales. La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha destacado que con esta inversión de 1,5 millones de euros «los y las profesionales de la extinción de incendios cuentan desde hoy con mejores dotaciones para su tarea y más al considerar que la lucha contra el fuego que amenaza nuestro patrimonio natural es un trabajo de todo el año».

Por su parte, el secretario autonómico de Emergencias, José María Ángel, ha explicado que estas autobombas sustituirán a las más antiguas y prestarán servicio en las bases de Alcalà de Xivert, Morella y Cabanes en la provincia de Castellón; en la de Valencia, en Ontinyent, Castelló de Rugat y Sinarcas; y en la provincia de Alicante, en las unidades de Villena y Xixona. El importe de la adquisición, junto con todos los accesorios adecuados, asciende a 1.596.345,50 euros.

En la actualidad, la Agencia dispone de un parque móvil de 48 vehículos para dar servicio a un total de 45 unidades de bomberos forestales (11 en Alicante, 16 en Castellón y 18 en Valencia). Las nuevas autobombas contienen un chasis Iveco con tracción permanente a las cuatro ruedas, ABS, grupo reductor para el trabajo en montaña y posibilidad de bloqueo del diferencial entre ejes. Además, la cabina está protegida con una estructura interna que impide el aplastamiento en caso de accidente.

La cisterna de agua tiene una capacidad de 3.650 litros y una reserva de 300 litros, que permite el funcionamiento del sistema de autoprotección, y un compartimento de espuma de 50 litros. Cada vehículo incorpora un equipo material que consiste en 40 mangueras de 25×20, dos mangueras de 45×20, una manguera de 70×20, cuatro bifurcaciones de diferente tamaño, cuatro reducciones, un adaptador de espuma, dos lanzas de 25 milímetros, una motobomba y un extintor de polvo de 9 kilos.

Comparte: La Agencia Valenciana de Emergencias pone en servicio ocho nuevos vehículos autobomba para los bomberos forestales, uno de ellos en Sinarcas