Muere un séptimo ratonero electrocutado en el tendido eléctrico del término de Caudete de las Fuentes
Leer más
El C.F. Sinarcas celebrará, a mediados de agosto, el 60 aniversario de su federación
Leer más
El gobierno construirá nuevos almacenes individuales de residuos en las Centrales Nucleares de Cofrentes, Almaraz, Ascó, y Vandellòs como alternativa a la construcción de un ATC
Leer más
  • La electrocución supone actualmente la principal causa de mortalidad de aves rapaces en España.
  • La SVO reclama a la Generalitat y a IBERDROLA multiplicar el ritmo de correcciones para alcanzar la solución en un plazo inferior a 10 años.

Requena (19/12/19). SVO

La Societat Valenciana d’Ornitologia (SVO) ha calculado que se necesitarían 150 años para, al ritmo actual de correcciones, modificar todos los tendidos eléctricos de la Comunitat Valenciana donde anualmente mueren miles de aves. La SVO critica que en 2018 apenas se llevó a cabo la adecuación de unos de 600 apoyos eléctricos en todo el territorio valenciano, una cifra inferior al 1% de los existentes. Esta asociación conservacionista exige una planificación adecuada para conseguir la total corrección de líneas eléctricas peligrosas en un período de tiempo acorde a la enorme gravedad del problema. Para ello, propone que el ritmo de corrección de tendidos se multiplique al menos por 20, para poder alcanzar la solución en un plazo inferior a 10 años.

La Societat Valenciana d’Ornitologia tiene entre sus objetivos el estudio, la divulgación y defensa de las aves y de sus hábitats. Esta entidad viene contemplando con preocupación los gravísimos daños medioambientales que están causando los tendidos eléctricos peligrosos sobre la avifauna protegida de la Comunitat Valenciana. En este sentido, cabe recordar que las electrocuciones en España son actualmente la principal causa de mortalidad no natural en aves rapaces.

Además, la SVO tacha de lamentable que a día de hoy se sigan instalando nuevas líneas eléctricas en muchas zonas del territorio valenciano sin los elementos antielectrocución necesarios para prevenir estas muertes, alejando incluso cada día más la solución al problema. En este sentido, recalca la necesidad de que todas las líneas eléctricas nuevas se instalen ya con protección de avifauna, cumpliendo con la legislación estatal de Industria y de Responsabilidad Medioambiental.

Por último, la SVO reclama una vez más a la Generalitat Valenciana que inicie un cambio sustancial de actitud respecto a las electrocuciones de avifauna, abordando el problema de manera directa, velando por el cumplimiento de la legislación medioambiental vigente. Y exige a los titulares de líneas eléctricas mayor celeridad en adaptar sus tendidos, especialmente a IBERDROLA como distribuidora dominante del mercado energético de la Comunitat Valenciana, destinando esfuerzos acordes a los miles de millones de euros de beneficios trimestrales, así como a los supuestos valores de sostenibilidad y protección de la biodiversidad de que se hace gala como potente estrategia de marketing. Por un territorio libre de tendidos eléctricos peligrosos.

Comparte: 150 años para corregir los tendidos eléctricos que matan aves protegidas en la Comunidad Valenciana