Mujeres con diversidad funcional y jóvenes utielanas de éxito, protagonistas de la campaña 8M de Utiel
Leer más
La Asociación Mujeres por Derecho pide hacer bien visible la reivindicación de la lucha por la igualdad con motivo del 8 de marzo
Leer más
EEUU suspende durante cuatro meses los aranceles del 25% que sufría el vino y el aceite
Leer más

Luis Ibáñez

El nuevo plan que se iniciará el próximo año se prolongará hasta 2018 y las ayudas variarán según comunidades autónomas.
Según diversas fuentes la Administración autonómica valenciana iniciará en breve el proceso legar para poner en marcha un nuevo plan de reestructuración y reconversión de viñedos. Cabe recordar que el director general de Producción Agraria, José Miguel Ferrer dijo en la Font de la Figuera en una jornada técnica del vino organizada por Cooperativas Agroalimentarias que “en noviembre se publicará la orden que regulará las bases especificas del plan, que las solicitudes se presentarían a comienzos de 2014 y que los primeros pagos de ayudas a los agricultores se efectuarían con cargo al ejercicio de 2015”.

Por otra parte y según la Unió de Llauradors ,” la Consellería de Agricultura está a punto de publicar en el Diario Oficial de la Generalitat una resolución para abrir un nuevo plan de reestructuración y reconversión de viñedos que estará vigente durante cinco años”. Esta organización también tiene previsto presentar un proyecto dentro de este plan y por tanto a comenzado a recoger documentación de los viticultores interesados en formar parte del mismo.

Según datos de la Conselleria de Agricultura, en el nuevo plan de reestructuración y reconversión de viñedos las ayudas serán del 40% de la inversión subvencionable que puede alcanzar hasta el 50% en las comunidades clasificadas como regiones de convergencia y el 75% en Canarias.

En la Comunidad Valenciana varios centenares de viticultores están interesados en seguir modernizando sus viñas con ayudas europeas y principalmente en la adaptación de las vides para formar espalderas que faciliten la mecanización de la vendimia.

En el nuevo plan la superficie reestructurada ó reconvertida deberá ser de, al menos 10 hectáreas para los planes colectivos y de 0,5 hectáreas para los individuales. El límite máximo a reestructurar ó reconvertir por viticultor y año será de 25 hectáreas.

Las variedades de uvas deberán ser clasificadas como autorizadas ó recomendadas y los porta injertos deberán estar certificados.

Las parcelas reconvertidas ó reestructuradas deberán permanecer en cultivo durante 10 campañas a contar desde la fecha de la comunicación de la operación finalizada. Por este motivo los mayores interesados en acogerse a las ayudas para modernizar viñas son los viticultores que tienen previsto dedicarse durante muchos años al cultivo del viñedo
Según un balance provisional en el anterior plan que comenzó en la campaña 2008/2009 y finalizó en 2012/2013 en la Comunidad Valenciana se beneficiaron de las ayudas 1.902 agricultores que reestructuraron y reconvirtieron 5.328 hectáreas de viña y percibieron un total de 19,37 millones de euros. El importe medio percibido por beneficiario ronda los 10.000 euros.

Comparte: Los viticultores esperan un nuevo plan de reestructuración y reconversión para continuar modernizando viñas