El Ayuntamiento de Utiel acondiciona el Polideportivo Municipal de cara al periodo estival
Leer más
Este año los agricultores tendrán una dotación de riego de apoyo de 450 m3/hectárea
Leer más
La pandemia impide las celebraciones en honor de San Isidro Labrador en numerosas localidades del interior
Leer más

Una nueva generación de toreros le añade claves de futuro a la tauromaquia de la tierra
Fuente lasprovincias.es / 01.03.14 – 00:14 – JOSÉ LUIS BENLLOCH |

El Aula LAS PROVINCIAS, fiel a su cita con los toros y atenta a los movimientos sociales y culturales de nuestra tierra, dará plaza y voz a los nuevos representantes de la tauromaquia valenciana, una generación de jóvenes toreros, cosecha 2014, que estas Fallas se ha citado con el futuro: Jesús Duque, Román, Fernando Beltrán, Jorge Expósito y Cristian Climent.

Los aficionados, como en los mejores tiempos del toreo en esta tierra, han vuelto a hacer banderías, se han ilusionado y se han movilizado en función del paisanaje pero también de sus cualidades artísticas y de lo que representan. El arte, el valor, la lengua, la cercanía, el carisma personal, la condición social y unos sueños comunes de triunfo. Cualquier detalle, siguiendo las más viejas tradiciones, es/será importante para ejercer la militancia. No hay que olvidar que históricamente los grandes héroes del toreo lo fueron por cómo toreaban pero también, o sobre todo, por lo que representaban. Desde que aparecieron los carteles de Fallas 2014, la Valencia taurina vive expectante.

Esa nueva generación de toreros -‘Valencianos en el ruedo’ los hemos titulado- reúne todas las cualidades artísticas y personales para abrirse camino. Diversidad de origen, Duque llega desde Requena; Román vive en la capital; Beltrán llega del norte, de los campos de Faura, donde los naranjales rayan con la Plana castellonense; a Expósito le avala la Ribera y la tradición taurina de Algemesí; y finalmente Cristian Climent tiene la impronta de l’Horta Nord por cuna, no en balde nació en El Puig, tierra de ganaderías y vecina de la torerísima Foios. Y algo en común, todos se formaron en la Escuela Taurina de Valencia.

Y a partir de su origen los hay castellanoparlantes, los hay que se expresan en la lengua vernácula y hasta contamos con un trilingüe, como el caso de Román, por su ascendencia francesa. Los hay universitarios, mientras otros ya saben de la dureza de ganarse el sustento en el campo y alguno ha combinado las dos culturas, hábitos que imprimen carácter y a buen seguro tienen su influencia en su forma de concebir el toreo.

Dos alternativas

Los dos más adelantados en su carrera taurina son Jesús Duque y Román. El primero tiene anunciada la alternativa en estas mismas Fallas con un cartel de máximo lujo, el padrinazgo de Ponce y la presencia como testigo de El Juli. Es la segunda vez que se ve anunciado para el ascenso. En la primera ocasión, el pasado 9 de octubre, no pudo estar por culpa de la tremenda cornada que sufrió en la feria de Utiel, así que el cartel de ahora es justa compensación al infortunio de entonces.

Se trata de un torero clásico, curtido en la dureza de las plazas castellanas, que ha mantenido una trayectoria ascendente. En su última actuación, despedida novilleril de sus paisanos, dio argumentos sobrados para pensar que tiene futuro.

La alternativa de Román está anunciada a menos de tres meses vista en Nimes, escenario de grandes acontecimientos. En este caso el padrino será El Juli que ya lo ha anunciado. Antes se habrá presentado en Madrid. Román basa su toreo en la quietud y una cualidad innata para bien caer a los aficionados, ese algo que no se aprende y debe acompañar a los artistas.

A Beltrán le acompaña una bonita historia. Tras una discreta presentación en Valencia, le engulló el sistema durante dos largos años de puro ostracismo, ni un solo contrato hasta que en la Setmana Taurina de Algemesí del curso pasado compareció de sobresaliente con derecho a estoquear un novillo la última tarde. Lo que fue suficiente para proclamarse triunfador y que su fama recorriese la España taurina. En torero de perfil artístico, de buena estética y también quietud. Su proyecto es de los que interesan.

Los benjamines

Expósito, que se presenta en su nueva categoría, revolucionó la Setmana Taurina de Algemesí, donde debutó con picadores. El pueblo se volcó con él y donde no llegaba su técnica le alcanzó el corazón. Se fue a la puerta de chiqueros, banderilleó, buscó la variedad y nunca renunció a intentar el buen toreo. De la experiencia salió más que airoso así que ya sabe la fórmula.

El benjamín del cartel es Cristian Climent. Debuta con picadores, significa que es el más tierno de los cinco, pero puede sorprender. Tiene su leyenda de artista. Ha mezclado actuaciones de mucha categoría con otras en las que ha apostado al populismo o se le han notado las costuras de un chico en formación. Hay que darle tiempo.

Aula LAS PROVINCIAS les reunirá el próximo miércoles en el Ateneo Mercantil -19.30 horas, entrada libre- para que expliquen sus circunstancias y sus conceptos, será su versión de toreo de salón, en Fallas se las verán en la arena con el toro, será el momento de la verdad. Nuestro deseo es que acopien la buena suerte necesaria para incendiar definitivamente la llama del toreo valenciano que estos días habla en clave de futuro.

Comparte: Valencianos en el ruedo: cosecha 2014