Utiel se viste de Navidad con decoración especial de iluminación LED
Leer más
El Director General de Desarrollo Rural,  visita el Territorio Rurable
Leer más
"El mentalista Toni Bright contra el Alzheimer de Requena"
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

Requena, (20/09/19). Redacción.

Unió de Pagesos considera inadmisible que el Ministro de Agricultura, Luis Planas, escondiera ayer, en respuesta a una interpelación en el Congreso, su inacción ante la crisis de precios en el sector del cava tras el conflicto político catalán.

La organización sigue reclamando al Ministerio de Agricultura que interceda ante un problema ligado al dominio de los grandes elaboradores, que recortan el precio de la uva y el vino base hasta cotizaciones del 2018. Hasta ahora, el Ministerio de Agricultura no ha dado ningún paso en este sentido y UP teme que, una vez más, Planas desatienda los productores, tal como ha ocurrido ante las demandas del sector de la fruta dulce, ya que no se implicó en el plan de arranque, y de los frutos secos, ya que no aportó ninguna ayuda al plan de choque de la avellana de 2018.

Unió de Pagesos lamenta que el ministro Luís Planas en lugar de aportar soluciones enturbie una cuestión de desequilibrio en la cadena alimentaria con un debate político. En este sentido, la organización pide al ministro que aborde esta crisis como una cuestión de sector, donde los productores ven recortado un 28% los precios en origen, lo que pone en entredicho la base productiva de la DO Cava y la apuesta por la calidad. Y le pide una explicación si, como parecen poner de manifiesto sus palabras ayer en el Congreso, se sitúa del lado de los elaboradores que compran a precio tan bajo lugar de los que lo hacen a un precio razonable.

El 5 de septiembre los viticultores detener la vendimia y se movilizaron ante las grandes empresas elaboradoras del cava y el vino en el Penedès para denunciar que unos precios tan bajos hunden el prestigio de las denominaciones de origen y exigieron el compromiso de todos los operadores para contribuir a prestigiar el producto. En este sentido, exigieron a las administraciones, incluida la local, que garanticen el equilibrio territorial y intercedan ante las empresas; el Ministerio de Agricultura, que limite la inscripción de nuevas hectáreas de viñedo en la DOP Cava, y el Departamento de Agricultura, que contribuya a plantear medidas para lograr un equilibrio entre la oferta y la demanda.

En cuanto a las grandes empresas compradoras, las entidades reclamaron que den un valor adecuado al trabajo de los viticultores y el producto que les ofrecen, ya que su margen comercial no se puede incrementar poniendo en riesgo la viabilidad de las explotaciones que los ofrecen una materia prima de calidad para elaborar el producto final.

 

Comparte: Unió de Pagesos considera inadmisible que el Ministro de Agricultura esconda su inacción en la crisis del cava tras el conflicto catalán