Requena, Utiel y Ayora se preparan como puntos de vacunación masiva
Leer más
Vecinos de Requena aseguran que  la Procesionaria es abundante en pinares del casco urbano
Leer más
Las mujeres de Villargordo del Cabriel reivindicarán su trabajo elaborando un vídeo
Leer más

LA UNIÓ de Llauradors ha pedido hoy a la Conselleria de Agricultura que arbitre medidas para los agricultores afectados por el temporal del pasado lunes en la comarca de  Requena-Utiel que tuvieron daños no cubiertos por el actual sistema de seguros agrarios.
Este episodio tormentoso; con lluvias, pedrisco, viento e inundaciones, se centró sobretodo en la zona noroeste de la comarca, en un triangulo formado por Las Cuevas, Camporrobles-La Torre y Sinarcas, causando en una estimación provisional de LA UNIÓ daños directos en cultivos y en infraestructuras más de 4,5 millones de euros.

La mayor parte de los daños provocados por estos riesgos sobre el cultivo y la producción de este año están cubiertos por el sistema de seguros agrarios. Esta misma tarde precisamente el secretario general Ramón Mampel y representantes comarcales de LA UNIÓ visitan las zonas más afectadas con el Director Territorial de Agroseguro, Manuel González, para observar los daños e intentar agilizar las peritaciones.

Pese a esta circunstancia las inundaciones que se produjeron provocaron grandes desperfectos en las parcelas que no quedan cubiertos por el seguro y que, difícilmente en muchos casos, van a poder repararse por los agricultores afectados. Se trata entre otras cosas de arranques de estructuras de explotaciones vitícolas en espaldera, arrastre de los sistemas de riego localizado, arrastre  y corrimientos de tierras que han llevado, incluso, a la formación de socavones en alguna parcela que conllevará un elevado coste de reposición. La virulencia del agua ha conllevado también el arranque de plantas con una pérdida económica importante hasta volver a alcanzar la capacidad productiva que no está tampoco cubierta por los seguros.

Por todo ello LA UNIÓ ha solicitado la concesión de una ayuda extraordinaria para la reposición de las estructuras de espaldera y sistemas de riego por goteo en las explotaciones que han sufrido desperfectos en las mismas y el establecimiento de un sistema para que no se penalice a los agricultores que han accedido a las ayudas a planes de reestructuración y reconversión de viñedo de la Comunitat Valenciana y se consideren como casos de fuerza mayor o circunstancia excepcional.

Otra de las medidas que exige LA UNIÓ es la implementación de una ayuda específica para los afectados con parcelas que han sufrido un arrastre de tierras o que presentan evidentes niveles de corrimiento de tierras con socavones para cubrir los costes del trabajo de reparación, con la finalidad de volver la parcela a la misma situación que antes del siniestro. Se ha pedido así mismo la publicación de la normativa pertinente para establecer un sistema de ayudas con el objetivo que el agricultor afectado recupere la capacidad productiva de su explotación sin que se vea mermada su renta potencial. Finalmente, LA UNIÓ solicita el reparto gratuito y urgente de productos fungicidas y cicatrizantes entre los agricultores con parcelas afectadas por el pedrisco para evitar la aparición de enfermedades en la plantación como el mildiu o el oídio.

Comparte: La Unió de Llaurados reclama los daños no cubiertos por los seguros