El Ayuntamiento de Villargordo del Cabriel ha puesto al cobro la recaudación de impuestos municipales
Leer más
El PP de Requena presenta una moción para dotar de forma inmediata de nuevas UCI al sistema de salud valenciano
Leer más
Convocada la Sesión Plenaria de marzo del Consistorio requenense
Leer más

LA UNIÓ de Llauradors considera que el Ministerio de Agricultura es el responsable de la mala gestión durante este año de las solicitudes de la PAC, con retrasos, inconvenientes e incidencias que han afectado a más de 95.000 peticionarios en toda la Comunitat Valenciana. A pesar de todos estos problemas tampoco existe confirmación oficial a través de su publicación en el BOE de la prórroga anunciada de presentación de solicitudes hasta el 15 de junio (finalizaba el 15 de mayo).
La aplicación puesta en marcha por el Ministerio de Agricultura y la mayor parte de las Comunidades Autónomas para capturar las solicitudes de la PAC, que debería haber estado lista y a pleno rendimiento el pasado 1 de marzo, ha estado sin funcionar adecuadamente, lo que ha impedido a las entidades que tramitan la PAC, como es el caso de LA UNIÓ, dar entrada a los expedientes cuando ya se han consumido casi dos meses del plazo oficial.

Durante todas estas semanas transcurridas el programa no ha permitido registrar solicitudes, no imprimía los borradores para que el agricultor o ganadero pudiese comprobar sus datos, no reconocía determinadas líneas de ayudas, no conservaba la información capturada, lo que obligaba a repetir los trabajos. Además, se han producido paradas e interrupciones continuamente en el servidor y otros problemas que ha motivado que incluso se haya pedido a las entidades que no se tramiten todavía solicitudes a la espera de su resolución definitiva.

Esta situación hace plantearse a LA UNIÓ las garantías que ofrece el sistema, acerca de las incidencias que un mal funcionamiento de la aplicación pueda provocar en los expedientes y las eventuales consecuencias sobre las ayudas de los interesados. Consecuencias especialmente graves teniendo en cuenta que se definen los derechos válidos para años venideros.

Por otra parte, no se trata solo de una cuestión de ineficacia informática, sino de una mala gestión administrativa. Ya se dio una situación comprometida para muchos agricultores cuando el año pasado se tuvieron que planificar las siembras sin que se conocieran con detalles las condiciones del greening; pero las incertidumbres en asuntos importantes se mantienen incluso ahora, en pleno período de solicitud. El pasado 13 de abril, LA UNIÓ y el resto de organizaciones de la Unión de Uniones ya se dirigieron al Ministerio de Agricultura para reclamar la publicación urgente de circulares de coordinación del FEGA que concretan detalles acerca de la definición de agricultor activo, cesiones de derechos, peticiones de derechos de la reserva y otros asuntos sin los cuales los agricultores y ganaderos se ven obligados a tramitar sus solicitudes sin contar con toda la información que precisan para tomar las decisiones más adecuadas.

LA UNIÓ pide al Ministerio de Agricultura que se solventen de una vez todos los problemas de la aplicación informática de captura y que publiquen ya el aplazamiento del plazo hasta el 15 de junio para tranquilidad de agricultores y ganaderos. Cabe señalar por ejemplo que muchas Oficinas Comarcales de la Conselleria de Agricultura (OCAPAS) se encuentran colapsadas sin dar citas a la espera de la publicación de la prórroga en el BOE.

Comparte: LA UNIÓ de Llauradors califica de desastre la gestión de Ministerio de Agricultura en las solicitudes de la PAC de este año