Plan Urbano de Actuación Municipal de Camporrobles
Leer más
El requenense, Héctor Martinez, se alza con el segundo puesto del campeonato de España de parkour celebrado en Pamplona
Leer más
¡Vuelve la Fiesta de la Vendimia !
Leer más

Luis Agüe/Utiel
Con la llegada  del verano,  llega también  numerosas ocasiones donde las familias se reúnen o se queda con  los amigos salen a cenar al libre. Es una época en la que se nos antojan llevar a nuestra boca platos más llevaderos y frescos, y para maridarlos también encontramos vinos buenos para acompañar las cenas de este verano. En definitiva ha llegado el momento de “disfrutar” de una buena mesa que deleite nuestro paladar.

Y……desde la DO de Utiel-Requena se nos proponen tres vinos. Ligeros, afrutados y alguno, incluso, chispeante, los tres vinos que nos recomiendan seguro que se convierten en el acompañamiento perfecto para disfrutar de las cenas del verano.

En primer lugar, un vino tinto joven, con marcado sabor a fruta, con buena acidez, un grado alcohólico moderado y poca crianza: un perfil de vino tinto ligero, alegre, amable y fácil de beber.

Y este no es otro que el vino tinto “Al Vent” de Bodegas Coviñas. Un Bobal de autor, de color rojo cereza picota con reflejos de un amoratado intenso. Un vino ideal para acompañar cenas de verano en las que pueden prepararse unas pastas, ensaladas, carnes de pollo y conejo e incluso embutidos sin mucha especia.

En segundo lugar, desde la DO se recomienda un vino rosado también 100% Bobal. El “Alto Cuevas” de Bodegas Covilor. Un vino que fermenta en barrica de roble nuevo después del sangrado, y que tiene, como los vinos jóvenes, ese aroma fresco, afrutado y fragante a fresa y frambuesa. El vino Alto Cuevas rosado es una exquisitez de vino para acompañar esas cenas de verano, que servido bien frío incrementa su placer al degustarlo. Es muy apropiado para acompañar pescados y verduras asadas, además de todo tipo pastas.

Y, por último, los postres la DO nos propone un vino blanco espumoso de la variedad Tardana, elaborado de forma artesanal y ecológica por Bodegas Cueva. Se trata de “Tardatto”, un blanco de baja graduación (sólo 5º), natural, sin adición de azúcares, chispeante y divertido. Un vino espumoso, pensado para ser disfrutado con amigos mientras se degusta un aperitivo. Ideal también para fiestas y cócteles. Muy apropiado para maridar con comida étnica, con la cocina de fusión y con los postres. Sin duda, un nuevo e innovador concepto de apreciar el vino.

De esta forma seguro que todos pasamos un gran verano disfrutando de unas temperaturas nocturnas que nos “piden” salir a cenar. El menú y los buenos vinos deben hacer el resto. La noche se nos hará corta. La noche del verano es para vivirla.

Comparte: Tres buenos vinos, ideales para acompañar las cenas de este verano