LA UNIÓ de Llauradors dice Sí a las energías renovables, pero de una forma ordenada y sostenible, sin destrozar terrenos agrícolas productivos y el paisaje rural
Leer más
Con la renta en marcha el Gobierno no ha publicado la prometida " rebaja de módulos del IRPF al sector agrario"
Leer más
La Asociación Hablamos Español publica los recorridos de sus manifestaciones simultáneas contra la imposición lingüística el 22 de mayo
Leer más
  • Último año de Juan Roig

Requena (01/05/18) Fuente Valenciaplaza.com –

Como los buenos vinos, Torre Oria mejora con el paso del tiempo. La compañía, con sede en Requena, incrementó un 40% sus beneficios en 2017 hasta llegar a los 1,3 millones de euros, según las cuentas de la compañía depositadas en el Registro Mercantil. Se trata de los últimos resultados de la empresa con la mayoría de su capital en manos de Angels, la sociedad de inversión del presidente de Mercadona, Juan Roig.

A finales de 2017 Angels vendió prácticamente todas sus participaciones en la bodega -tan solo se quedó un 10%- al director general de Torre Oria, Eloy Bautista, que pasó a tener el 90% de la propiedad. La facturación de la compañía también se incrementó un 54%, hasta los 13,4 millones de euros. Mientras, destinaron a aprovisionamientos 7,9 millones, que en 2016 fueron de 6,6.

En diciembre de 2011 Angels invirtió 900.000 euros en Torre Oria, en un momento en el que la empresa se encontraba en situación de pérdidas. La buena progresión desde entonces ha sido evidente, algo que también se ha reflejado en los dividendos repartidos por la empresa. Según consta en las cuentas, de los beneficios obtenidos 900.000 euros son dividendos para los socios, mientras que 373.387 euros irán destinados a otras reservas.

Torre Oria, que se dedica a la elaboración y comercialización de vinos valencianos y cavas, destina el 70% de su producción al mercado internacional. En esta línea, la compañía constituyó en marzo de 2017 un filial en Alemania con un socio local. Torre Oria GMBH, propiedad en un 70% de la compañía valenciana, tiene sede en Friedberg.

Para ponerla en marcha desembolsaron 250.000 euros con el fin de impulsar su distribución en el mercado alemán. En su primer año de vida obtuvo pérdidas de 206.000 euros, aunque esperan recuperarlo a corto plazo. Las previsiones también son buenas para la bodega valenciana en su conjunto. «La sociedad consolidará el cambio de tendencia mostrado en los últimos ejercicios», señalan en el informe de gestión.

Como ya explicó el director general, Eloy Bautista, la compañía se ha marcado como objetivo llegar hasta los 25 millones de euros de facturación en los próximos cinco años, en el marco de su nuevo plan de expansión que incluye la consolidación de la filial alemana. La compañía también vende en mercados como Reino Unido, EEUU, Rusia, Bélgica T Japón además de China, que ya está entre sus tres primeros mercados.

La compañía también formalizó nuevos arrendamientos en 2017. Concretamente el de una bodega ubicada en Requena, con una duración de contrato de un año desde mayo y un desembolso en 2017 de 8.000 euros, situación que evidencia el incremento de producción de la compañía. La  bodega cuenta con tres denominaciones de origen para sus vinos Torreoria y Marqués de Requena: Utiel-Requena, València y cava. De hecho, la firma es la primera situada fuera del Penedés en elaborar bajo la DO Cava.

Comparte: Torre Oria incrementa un 40% sus beneficios en 2017 hasta llegar a los 1,3 millones