Mujeres con diversidad funcional y jóvenes utielanas de éxito, protagonistas de la campaña 8M de Utiel
Leer más
La Asociación Mujeres por Derecho pide hacer bien visible la reivindicación de la lucha por la igualdad con motivo del 8 de marzo
Leer más
EEUU suspende durante cuatro meses los aranceles del 25% que sufría el vino y el aceite
Leer más

Desde la OMIC (Oficina Municipal de Información la Consumidor) del Ayuntamiento de Requena se informa sobre los sectores estratégicos que son los que más problemas dan a los consumidores en los últimos años: telecomunicaciones, energético y bancos y seguros.

En primer lugar hay que destacar el sector de las telecomunicaciones, en el que las incidencias más habituales son las relativas a la facturación y las dilataciones en la baja. Hay que recordar que desde el 2007 existe una normativa administrativa específica, puntos de reclamaciones y plazos. Por lo tanto, se recomienda que se revise en detalle la factura y se reclame fehacientemente por escrito o correo electrónico con un número de referencia de la gestión. La compañía tiene un mes para responder y tiene apenas 3 meses para seguir vía administrativa. En caso de exceder los plazos indicados puede llegarse a archivar el expediente por extemporáneo. En este caso existe una normativa sectorial y otra general o de consumo. Existe una novedad respecto a los servicios  de tarifación adicional. Existen unos códigos de conducta y dos empresas implicadas, el proveedor de acceso y la prestadora del servicio. El proveedor debe informar sobre el derecho de desconexión con un plazo de 10 días y detallar la factura y desglosarla. Si no se está conforme hay que solicitar facturas independientes para poder pagar el servicio y evitar la suspensión del servicio y las consecuencias del impago. Hay un organismo específico de tutela al respecto que es la Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarifación Adicional.

Otra recomendación es que no se devuelva la factura sin más, ya que no es la solución porque puede derivar en un requerimiento a través de los gestores, amenazas judiciales e inclusión en ficheros de morosos con sus consecuencias.

Respecto al sector energético cada vez hay más incidencias. Con las revisiones de gas hay que se cautos y aunque hay libertad para que se personen y ofrezcan sus servicios, uno tiene que elegir la empresa y no al revés, y sobretodo si no está caducado o lo desconoce no hay que entregar datos personales ni papeles a nadie.

En cuanto a los comerciales ofreciendo mejores precios hay que tener en cuenta que se trata del mercado libre y hay que fijarse bien en la empresa comercializadora y las condiciones que ofrece antes de firmar. Además hay que insistir que hay 14 días para desistir del contrato tal y como lo establecen y de manera fehaciente.

Es importante insistir en que el plazo para sustituir el contador de luz por el de telegestión es hasta el 2018 y que dicha sustitución debe ser gratuita.

Para evitar problemas en la facturación hay que revisar si la lectura es real y comprobar el contador. En el caso de que esté ubicado en el interior de la vivienda se debe notificar la lectura, pues puede causar problemas e incluso dar de baja el suministro.

Por último, en cuanto al sector bancario y seguros cabe recordar que no todas las pólizas son iguales, hay que fijarse más en las exclusiones que en la cobertura. También hay que tener cuenta que hay que firmar siempre y guardar copia de lo firmado, pues en caso de reclamación se necesitan pruebas. Respecto a este tema hay normativa específica, departamento de atención al cliente y hay un plazo de dos meses para resolver antes de continuar con la tramitación. Ha habido grandes cambios con la normativa de 2012. En banca sobretodo con los puntos y ahorro hay que preguntar y tener claras las condiciones antes de firmar, así se evitarán situaciones como las preferentes o la no admisión del rescate de su dinero. Hay que reclamar de manera fehaciente, pues también existe una vía específica de reclamación, y guardando todos los documentos para la defensa.

La OMIC es un servicio municipal que está abierta al público de lunes a jueves (el viernes se atienden otras cuestiones), en horario de mañana, y está ubicada en el SAT del Ayuntamiento de Requena. Para ir a reclamar hay que acudir con documentos sobre el problema para un asesoramiento más concreto y real o poder abrir un expediente. Cabe reseñar que en la OMIC sólo se tramitan reclamaciones como consumidor y su función se limita a mediar, ya que no puede imponer nada, sancionar o hacer cumplir la ley.

Comparte: Telecomunicaciones, energía, bancos y seguros, principales problemas de los consumidores