Se abre el plazo para la "Devolución del Gasoil – Facturas 2020" para agricultores y ganaderos
Leer más
Requena registra 1 nuevo brote de origen social y con 6 nuevos positivos
Leer más
Mas de 1 millón de € recibirán los municipios de Requena-Utiel de Diputació a través del Fondo de Cooperación
Leer más
  • La segunda medición tras el grave desplome de 2015 no revela signos de alarma a pesar de los graves socavones en otra carretera del municipio

A pesar del gravísimo desplome de la ladera de Cortes de Pallás en 2015 que dejó aislado al pueblo y de la caída de algunos pedruscos tras las lluvias, esta zona crítica de la montaña parece mantenerse estable con la costosa infraestructura de fijación que se llevó a cabo después del siniestro.

Así lo revela la segunda campaña de medición que en abril encargó la Diputación de Valencia a los expertos de la Universitat Politécnica contratados para esta misión. La monitorización mediante imagen y escaneado láser de la ladera está concebida para anticipar la posibilidad de nuevos derrumbes. Sin embargo, la conclusión es clara: «A tenor del informe, no se han producido desplazamientos», destacan fuentes de la Diputación de Valencia.

El estudio del Departamento de Ingeniería Cartográfica, Geodesia y Fotogrametría de la UPV resulta tranquilizador para quienes cada día recorren la CV-428, carretera de acceso al pueblo que discurre bajo la ladera: «Los sistemas de anclaje instalados para consolidarla están funcionando correctamente».

Los investigadores basan su trabajo en tecnologías de captación de imágenes en tres dimensiones y en cotejos con «precisión centimétrica», destaca la Diputación. Se han analizado y comparado las diferencias de coordenadas detectadas entre diciembre y abril. Y los datos evidencian «ausencia de un desplazamiento significativo» en la parte de la montaña en la que se produjo el descomunal derrumbe de hace tres años. Según el diputado de Carreteras, Pablo Seguí, «a la vista de los resultados podemos decir que los esfuerzos y medidas de seguridad están resultando eficaces».

Sin embargo, el control geodésico de deformaciones sobre la ladera tiene sólo una duración de tres años. ¿Qué sucederá después? En Cortes no son pocos los que siguen mirando con recelo la montaña tras años de comportamientos imprevisibles y periódicos desplomes. De ahí que el alcalde, Fernando Navarro, siga urgiendo un puente sobre el pantano que evite el paso de la carretera bajo la montaña.

Además, el subsuelo no deja de causar problemas en Cortes. El municipio sigue padeciendo hundimientos que se han cronificado en una de las cuatro carreteras de la población enmarcadas en el Plan de Evacuación Nuclear de Valencia (Penva), concebida para dar salida a sus habitantes en caso de una emergencia en Cofrentes. LAS PROVINCIAS avanzó el problema en septiembre, después de tres hundimientos en nueve meses. Pero es que desde entonces la inestabilidad parece haberse agravado. Pese a las reparaciones del ayuntamiento, se han producido cinco socavones más.

Comparte: Los técnicos de la Politècnica constatan que la ladera de Cortes de Pallás ya es estable