La Mancomunidad del Interior Tierra del Vino recibe el reconocimiento por Tierra Bobal
Leer más
Miguel Barrachina se compromete a eliminar la burocracia “que asfixia la actividad de los agricultores valencianos”
Leer más
La Asociación Cultural Amigos de Venta del Moro ya ha elegido sus reconocimientos "Meseta del Cabriel" y "Pino Quilibios 2024"
Leer más

Dado que las condiciones de sequía han hecho inviable la plantación dentro de este periodo, los viticultores se enfrentaban a la posibilidad de ser sancionados por no cumplir con sus autorizaciones.

Requena (21/06/23)

El Consejo de Ministros de España ha dado luz verde a una disposición que permitirá a los viticultores que no han podido proceder con la plantación de viñedos debido a la sequía, evitar sanciones. Esta disposición está incluida como parte adicional de un decreto que también aborda temas relacionados con otros sectores agroganaderos.

La agricultura, y en particular la viticultura, desempeña un papel crucial en la economía de varias regiones de España. Las condiciones climáticas adversas, como la sequía, pueden tener un impacto significativo en este sector.

La medida aprobada habilita a las comunidades autónomas para eximir a los viticultores de las sanciones que, de otro modo, podrían incurrir por no cumplir con sus autorizaciones de plantación. Esto será aplicable a las autorizaciones que expiran en el año 2023 y se considerará la sequía como una causa de fuerza mayor.

El contexto de esta disposición es un periodo de condiciones climáticas desfavorables que han afectado negativamente las operaciones agrícolas. Específicamente en la viticultura, la falta de precipitaciones durante los meses críticos para la plantación y la disminución de las reservas de agua han impedido que muchos viticultores lleven a cabo las plantaciones necesarias.

Las características agronómicas de la vid requieren que las plantaciones se realicen durante la primavera, con una ventana de tiempo que se extiende hasta los primeros días de junio, dependiendo de la región. Dado que las condiciones de sequía han hecho inviable la plantación dentro de este periodo, los viticultores se enfrentaban a la posibilidad de ser sancionados por no cumplir con sus autorizaciones.

Esta nueva disposición se aplica específicamente a las autorizaciones con superficie en las provincias que las comunidades autónomas han identificado como afectadas por la sequía, de acuerdo con el Real Decreto-ley 4/2023, de 11 de mayo. Dicho decreto contiene medidas en materia agraria y de aguas en respuesta a la sequía y al agravamiento de las condiciones del sector primario.

El objetivo principal de esta medida es evitar el daño adicional que las sanciones podrían representar para los viticultores que ya enfrentan desafíos debido a la falta de precipitaciones en los meses cruciales para la plantación de viñedos.

Es relevante mencionar que esta medida de decisión nacional no será la única acción tomada para apoyar a los viticultores. En las próximas semanas, se espera que la Comisión Europea apruebe otras flexibilizaciones en materia de autorizaciones de viñedo, incluyendo la posibilidad de extender la validez de las autorizaciones.

Comparte: Se exime de sanciones a viticultores que no pudieron plantar debido a la sequía