La Mancomunidad del Interior Tierra del Vino recibe el reconocimiento por Tierra Bobal
Leer más
Miguel Barrachina se compromete a eliminar la burocracia “que asfixia la actividad de los agricultores valencianos”
Leer más
La Asociación Cultural Amigos de Venta del Moro ya ha elegido sus reconocimientos "Meseta del Cabriel" y "Pino Quilibios 2024"
Leer más

La mortalidad de colmenas de los tres últimos años y la aplicación del acuerdo de la pinyolà, amenazan la polinización de cultivos como el aguacate.

 

Requena (16/03/23) CCPVCOAG

Los eventos climáticos extremos como las lluvias persistentes de primavera de los tres últimos años y los problemas derivados de la Varroosis han mermado la producción de miel y han diezmado la cabaña apícola. Se estima que el censo apícola actual puede haberse reducido en un 40-50% y las colmenas enfrentan la primavera en un estado de debilidad que no es habitual.

La reducción de abejas disponibles para polinizar cultivos de primavera será más acusada debido la aplicación de un nuevo Acuerdo del Consell sobre del destierro de las colmenas durante la floración de cítricos (Acord del 10-3-23, DOGV 9551).Hace 30 años que las abejas son utilizadas como chivos expiatorios de un problema creado por la falta de planificación de las variedades de cítricos, cuya única responsabilidad es de los citricultores y de la Conselleria de Agricultura. Cuando se plantan variedades compatibles adyacentes sin control, la aparición de semillas es un problema lógico, pero las abejas son un sujeto pasivo y es una falacia descargar la responsabilidad en los apicultores cuando la solución del problema pasaría por ordenar las plantaciones de híbridos de mandarino. El agravio para el sector apícola valenciano es mayor cuando existen otras opciones para recuperar la convivencia como el enmallado, variedades de híbridos sin problemas de semillas e incluso tratamientos efectivos basados en el azufre.

El censo de apicultores profesionales ha caído a la mitad en la Comunidad Valenciana durante la última década. Se sienten defraudados por la administración valenciana, que ha escatimado las ayudas agroambientales a la apicultura por sus beneficios en la polinización que los apicultores del resto de CCAA vienen percibiendo desde hace más de 10 años. Se sienten discriminados y perseguidos por la aplicación de la Pinyolà durante 30 años. Se sienten impotentes ante los desastres climáticos que tanto están afectando a este sector. Ante esta perspectiva, la renovación generacional es casi nula y no son pocos los jóvenes apicultores que van a trasladar su explotación a Castilla-La Mancha, donde sí que hay un decidido apoyo institucional a la apicultura.

Si sumamos la decadencia crónica del resto de insectos polinizadores en los ambientes agrarios debido a la destrucción de hábitats y el uso intensivo de fitosanitarios, el resultado puede ser muy negativo para cultivos como el aguacate y el kiwi, cuya distribución y época de floración coincide con los cítricos.

Los cultivares de aguacate han experimentado un aumento considerable en los últimos años debido a la falta de rentabilidad de los cítricos, por ello se sitúan diseminados en las zonas más cálidas del área citrícola. Según la bibliografía consultada, las abejas melíferas son un polinizador muy efectivo de las flores de aguacate, pero es muy conveniente que la densidad de colmenas sea alta porque las abejas tienen una mayor preferencia por las flores de cítricos (5-10 colmenas por hectárea).

Por todo ello, para garantizar la correcta producción de los cultivos y la flora natural que comparten territorio con los cítricos y que coinciden en su época de floración, sería necesario asegurar la presencia abundante de abejas melíferas, lo que no es compatible con la aplicación del Acuerdo de la Pinyolà que obliga a la retirada de las colmenas de las zonas citrícolas durante los meses de abril y mayo de 2023

Comparte: Se estima caída del censo apícola entre el 40-50%