Del 27 al 29 de Agosto Requena celebra el evento “Requena en Flor”
Leer más
Actualización de datos en la CV y Dpto de Salud de Requena
Leer más
Interior Valencia Revista Local "iv.revistalocal" comienza una nueva aventura; este mes de agosto podrán leernos en la edición impresa
Leer más

¿Sabías qué? Bernardo de Oviedo en la Meseta de Requena-Utiel

Representación de Requena atribuida a Bernardo de Oviedo
Bernardo de Oviedo (¿1536-1580?) fue un pintor con taller en Cuenca, de los más importantes en la ciudad del segundo periodo renacentista junto con el pintor manierista genovés Bartolomé Matarana. Destaca en su calidad de dibujante y su taller era uno de los más conocidos de Cuenca. Entre los trabajos que se le pueden atribuir son varios encargos realizados para la Catedral de Cuenca (decoración de sayos, máscaras, reparo de organillos, monumento, etc,), retablo del convento de las dominicas de Belmonte, retablos de la iglesia de Narboneta, de Santa María de Alarcón y de la iglesia de Santiago en Santiago el Quebrado, policromado del retablo de la iglesia de Uterviejo, policromado de la armadura de la iglesia de Santa Cruz de Cuenca y, al final de su vida, en 1580, también está documentada su intervención en el retablo de la iglesia de Buendía y en la iglesia de Valdemoro.
Las primeras noticias que poseemos de la intervención de Bernardo de Oviedo en la Meseta de Requena-Utiel datan de 1566. En esos momentos se estaba dirimiendo un enconado conflicto por el trazado de la línea fronteriza del Vizcondado de Chelva con los términos de Requena y Utiel que afectaba a los límites de los reinos de Castilla y Valencia. En el litigio se empleó a varios pintores que dibujaron y cartografiaron la mojonera de los límites en toda esta área. De hecho, intervino en el proceso el célebre matemático y astrónomo Jerónimo Muñoz, su discípulo Joan Baptista Binimelis y Miguel de Hervías, cuyo hermano Pedro de Hervías trabajó en el taller conquense de Bernardo de Oviedo.
Bernardo de Oviedo llegó a Utiel el 15 de junio de 1566 con el encargo del Juez Cepeda de realizar otro mapa de la línea fronteriza de los términos de Sinarcas y Chelva en el Reino de Valencia y Utiel y Requena por la parte de Castilla. Anteriormente, ya se habían hecho otros. Del 15 al 18 de junio de 1566 Bernardo de Oviedo acompañó a la comitiva formada por el juez instructor, el procurador de Utiel, doce expertos y un escribano. La comisuón iba revisando los mojones fronterizos, mientras Bernardo de Oviedo mensuraba la distancia entre los hitos y a la vez dibujaba los croquis. El tramo recorrido en la visita fue desde la rambla de Sinarcas a la Hoya de Algarra (mojón divisorio entre Requena, Utiel y Chelva) siguiendo toda la Sierra Negrete. Como resultado se le atribuye un bonito mapa conservado en el Archivo Histórico Nacional donde aparecen unas de las primeras representaciones de las villas de Sinarcas, Utiel y Requena, amuralladas en esos momentos. También aparecen parajes y caseríos como La Torre de Utiel, Estenas, Villar de Tejas, Casa de Corachán, Mas de Caballero, Mas de Sancho, Hoya Algarra, Mas de Cholla, etc. Bernardo de Oviedo en su pintura intentó reforzar las tesis castellanas sobre la línea fronteriza.
La otra noticia de Bernardo de Oviedo lo sitúa en la Iglesia de Santa María de Requena en 1569. Consta en el Archivo Histórico Provincial de Cuenca un poder notarial al pintor Gonzalo Gómez para que en su nombre concertara con el mayordomo de Santa María la pintura y dorados del retablo y banco de la citada iglesia. El mismo documento informa sobre los tallistas que eran Pedro de Sazeda y Diego de Cerezo. Con Pedro de Sazeda ya había colaborado anteriormente (1565) en el convento de las dominicas de Belmonte. Este retablo sustituiría al que los Martín Gil adquirieron en Valencia en 1461 con tabla de la Asunción para la Iglesia de Santa María de Requena. Las reformas de la Iglesia con su fuerte ampliación exigirían un nuevo retablo. No sería el último, pues el retablo de Sazeda, Cerezo y Oviedo sería sustituido por el de Jaime Molins en 1755 dentro de la gran reforma barroca de la Iglesia. Este último retablo lo hemos podido conocer gracias a fotografías anteriores a la Guerra Civil.
Para saber más:
. TORRES FAUS, Francesc y ROSSELLÓ I VERGER, Vicenç M. Jeroni Munyós i la frontera valenciana amb Castella (1565-1566). València, Universitat, Institut d’Estudis Catalans, 2012, 241 p.
ROKISKI LÁZARO, Mari Luz. “Artistas del siglo XVI en Cuenca”. Cuenca, n. 3, 1989, p. 33-62.
IBÁÑEZ MARTÍNEZ, Pedro Miguel. Pintura conquense del siglo XVI, Cuenca, Diputación Provincial, 1993-1995, 3 vols.
Archivo Histórico Nacional. Sección Clero. MPD-49.
Archivo Histórico Provincial de Cuenca. Notarial. P-536.
Comparte: ¿Sabías qué? Bernardo de Oviedo en la Meseta de Requena-Utiel