Los Ayuntamientos del Valle Ayora- Cofrentes impulsan un curso sobre montaje y mantenimiento de instalaciones solares fotovoltaicas
Leer más
Un Sporting mermado por las bajas no mereció perder en la Nueva Rambleta
Leer más
Hoy se publica en el DOGV el uso de mascarillas y entra en vigor reuniones de seis personas en el espacio público y dos grupos en casa
Leer más

Requena (11/04/17). Lasprovincias.es / Pedro G Mocholí

Hace unas semanas, Rodolfo Valiente cumplió 50 años, y su mujer Inma me llamó para que grabara un video corto y lo felicitara. Mientras grababa, y pensaba que iba a decirme, vino a mi memoria el día que nos conocimos. Fue en verano del 2000, durante una cata de Cavas y Champagne que se realizaba en Casa Montaña. Recuerdo que una vez acaba da la cata, Emiliano me lo presentó, comentándome que tenía una bodega y que acababa de iniciar sus labores cómo enólogo. Le pregunté como se llamaba la bodega, me comentó Bodegas Vegalfaro, momentos después nos despedimos.

Por curiosidad busqué algún vino de su bodega, y me sorprendió que en algunos establecimientos ya encontrabas algún vino suyo.

Creo recordar que el primer vino que probé fue su Pago de los Balagueses Shiraz, Desde el primer momento me sorprendió la conseguida integración entre la fruta y la barrica, que le daban al vino una gran frutosidad, animada por un ligero toque especiado.

Después de probar su Shiraz, probé su Chardonnay, y volví a tener la misma sensación de satisfacción, ese conseguido ensamblaje entre la uva y la barrica.

Me sorprendía esa visión contemporánea que Rodolfo trasmitía a sus vinos, los cuales me permitía disfrutarlos durante una comida, o tomándolos en una sobremesa con una animada conversación.

Mi curiosidad se acentuó, y durante la celebración de la Feria de la Vendimia me acerqué a Requena ha saludarlo y probar otros vinos suyos.

La conversación se prolongó y acabamos comiendo juntos. Durante la comida me comentó que durante años había trabajado cómo abogado en una naviera; llevando los conflictos marítimos, y que su pasión por la música (que todavía mantiene) le hizo hace años crear un conjunto llamado Los Girausoles. Y me reconoció que la llamada del vino se produjo durante un viaje a Napa Valley (California). Un mundo que no era desconocido para él, pues sus bisabuelos ya elaboran vino. Los viñedos los había heredado Andrés, su padre, y él ya había de joven había tenido algún contacto con ellos, sobre todo en verano, y así ganaba sus primeros dineros.

Siempre he valorado sus vinos, y desde hace años; llevo diciendo que el mejor Shiraz que se elabora en la Comunitat Valenciana es su Pago de los Balagueses. Y entre los mejores chardonnay encontramos el suyo.

Ese conocimiento y seguimiento que lleve con Bodegas Vegalfaro hizo que el 3-8-2004 le dedicara un artículo en LAS PROVINCIAS,titulado ‘Un Gigante en la Sombra’.

La trayectoria de Rodolfo y sus vinos ha sido inmensa, y unos de sus vinos; Vegalfaro Crianza, fue el primer vino valenciano que se sirvió en Bussines Class de Lufthansa. En todas las guías españolas o extranjeras sus vinos están muy bien puntuados, y tanto en Valencia, como en España o el extranjero, sus etiquetas están muy posicionados en los restaurantes. A lo largo de estos casi 20 años -sus primeros vinos son de la añada 1998- Rodolfo no ha descansado y constantemente ha sacado al mercado nuevos vinos, todos ellos de una excelente calidad.

Mantiene vinos en la D.O. Utiel-Requena, en la D.O. Valencia y en la D.O. Cava, y desde el año 2011, los vinos de la Finca de los Balagueses es vino de Pago, con Denominación de Origen Propia. Con la consecución de esta Denominación, Rodolfo cambió su etiqueta y la bodega, buscando una identidad propia y más personal.

Su último vino aportado es Caprasia, unos vinos en los que Rodolfo ha querido rendir homenaje a los primeros habitantes de sus tierras; los Íberos.

En el poblado Las Pilillas esto ya elaboraban vinos hace más de 2.000 años, y esta elaboración les hizo iniciar una comercialización con los fenicios gracias al vino.

Para buscar una similitud entre el vino actual, y el que elaboraban los íberos, Rodolfo ha incorporado las ánforas, en ellas sigue manteniendo ese respeto a la fruta que siempre está tan presente en sus vinos. Cómo buen bodeguero ha incorporado la oferta de Enoturismo los fines de semana, realizando la visita a la bodega y al paraje que la rodea, incluyendo una almuerzo con gastronomía propia de la comarca. Una trayectoria como la de Rodolfo, siempre ha estado apoyada por su padre, y por supuesto por Inma, su mujer, que en todo momento creyó en él, y aceptó el salto al vacío que se produjo cuando abandonó su reconocido trabajo, por el la llamada del vino. El premio que acaba de recibir, y que le reconoce como ‘El Mejor Enólogo de la Comunitat Valenciana’, premio otorgado por sus compañeros, no son si un reconocimiento a su carrera, y por supuesto a sus vinos. Un reconocimiento merecido y que sin duda animará a Rodolfo a seguir creando grandes vinos.

Conociendo como conocemos a Rodolfo estamos seguros que seguirá ofreciendo grandes vinos, de los cuales vamos a disfrutar. Felicidades

Comparte: Rodolfo Valiente, 'Enólogo del Año'