La pandemia impide las celebraciones en honor de San Isidro Labrador en numerosas localidades del interior
Leer más
El incendio de ayer de Utiel se salda con daños materiales y siete intoxicados por inhalación de humo
Leer más
El SC Requena refuerza su delantera para luchar por salir del descenso
Leer más

Siete comarcas valencianas desarrollarán proyectos piloto de compostaje doméstico y comunitario que, si tienen éxito, se podrá extender al resto de consorcios de los planes zonales de residuos.

Estos proyectos se llevarán a cabo en las comarcas de Alto Palancia, Camp de Morvedre, parte de la Plana Baixa, Los Serranos, Rincón de Ademúz, Hoya de Buñol y Requena-Utiel.

Para ello, el pleno del Consell ha aprobado dos convenios de colaboración entre la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y los consorcios constituidos para la ejecución de las previsiones del Plan Zonal de Residuos C3/V1 y V3, según ha informado su vicepresidenta, Mónica Oltra.

El objeto de los convenios es formalizar una subvención de 3.000 euros con el fin de promover en el ejercicio 2015 la implantación del compostaje doméstico y comunitario para contribuir a avanzar en la consecución de los objetivos de reducción de vertidos biodegradables, según la Generalitat.

El convenio con el consorcio C3/V1 se refiere a la gestión de proyectos piloto de compostaje doméstico y comunitario correspondientes a las comarcas del Alto Palancia, Camp de Morvedre y parte de la Plana Baixa.

Este proyecto cuenta además con una subvención, aprobada en julio de 2015 por el Consejo de Ministros, por un importe de 1.486,24 euros.

El convenio con el Consorcio de Residuos V3 facilita la gestión de proyectos piloto de compostaje doméstico y comunitario dentro de las previsiones del Plan Zonal correspondiente a las comarcas de Los Serranos, Rincón de Ademuz, Hoya de Buñol y Requena-Utiel.

El compostaje doméstico y comunitario, llevado a cabo en viviendas unifamiliares y huertos particulares, o centros educativos, supone «una oportunidad ambiental y económica en la notable reducción de los costes de gestión» relativos a la recogida, el transporte y el tratamiento de residuos, y aprovecha la materia orgánica in situ, gracias a la implicación del productor de los residuos en su gestión, según las fuentes.

Esta línea de ayudas desempeña un papel fundamental en la concienciación ciudadana acerca de la importancia de la recogida separada en la gestión de los residuos, por la alta calidad del compost obtenido y por los bajos costes económicos.

Los destinatarios de estas ayudas son los consorcios por ser los titulares de las plantas donde se reciben y se tratan los biorresiduos para completar el proceso de compostaje doméstico y comunitario, y están integrados por la práctica totalidad de los ayuntamientos de sus respectivas zonas de influencia. EFE

Comparte: Requena-Utiel desarrolla un proyecto piloto de compostaje doméstico y comunitario