Cruz Roja consolida su labor social en Requena gracias al apoyo de socios y socias
Leer más
El Departamento de Salud de Requena baja su Tasa de incidencia a 71.53, por bajo de la media de la CV y nacional
Leer más
El requenense Fidel Navarro publica, “El Gran Secreto del Laberinto de la Vida”, Manual para iluminarte
Leer más

Fuente: levante-emv.com /vicente morcillo | requena

Los viticultores del término municipal de Requena que cuentan con parcelas de viñedos amparados por la DO Cava apuran los últimos días antes de comenzar la vendimia. Con algo de retraso sobre los plazos habituales (en años anteriores se comenzó a vendimiar incluso a mediados de agosto), los cosecheros miran estos días al cielo a la espera de que la climatología de los días previos al arranque de la campaña no «estropee» una cosecha que podría rondar los veinte millones de kilogramos (lo que representa un incremento del 10% con respecto al año anterior).

José Hidalgo, presidente de la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena y director de Unión Vinícola del Este (principal productor de cava en el término municipal de Requena) avanza la fecha del 26 de agosto como «el arranque de la vendimia de este año. En algunos puntos se podría comenzar antes, pero hasta dos o tres días después del 26 no se generalizará en la zona».

Sobre el volumen de cosecha, Hidalgo advierte que la reestructuración del viñedo implica que durante los próximos años «el volumen de uva para la elaboración de cava siga creciendo. Si este año las previsiones ya avanzan un incremento en torno al 10%, para los tres próximos ejercicios se espera superar con bastante margen la barrera de los veinte millones de kilogramos, cifra que ya podría alcanzarse esta misma vendimia».

Otro de los puntos en los que se argumenta la buena previsión para la campaña de vendimia de uva para cava es la calidad de los racimos y su estado sanitario. «Este año observamos vides de Macabeo „la variedad más extendida en Requena„ con muchos racimos, pero éstos están bastante sueltos, por lo que las bayas están bien aireadas y por lo tanto menos expuestas a plagas y enfermedades criptogámicas», afirma José Hidalgo, quien añade que «hemos disfrutado de un buen verano para el viñedo, y ahora solo queda esperar que no haya ningún suceso climático que incida negativamente en la vendimia».

Comparte: Los productores de cava de Requena esperan una vendimia excepcional