El Ayuntamiento de Camporrobles oferta 4 puestos de trabajo
Leer más
Zarcillo de Plata para Bodegas Murviedro
Leer más
Hispano Suizas ha sido elegida por la AEPEV como 3ª Mejor Bodega Española de la Década
Leer más

Una vez más, el PP de Requena demuestra la opacidad de su política poniendo trabas constantes a nuestro grupo municipal en el Ayuntamiento en el contexto de facilitarnos información pública. El ejemplo más reciente ha sido la ardua expedición de los informes referentes a las obras de repavimentación de la calle de El Peso y la plaza de España. Desde nuestro partido estamos estudiando la posibilidad de formalizar alguna iniciativa de protesta en contra de las dificultades que estamos padeciendo para acceder a la información municipal.

Estos hábitos desinformativos son algo habitual por parte del PP, desde hace algo más de tres años. En este caso concreto, hemos sido ninguneados y desoídos durante un periplo de dos semanas de gestiones constituidas por visitas a diferentes despachos, llamadas telefónicas, correos electrónicos, envíos de informes incorrectos… Por ello, aludimos a calificar esta situación de “boicot informativo” hacia la oposición, en nuestro legítimo ejercicio de fiscalización del trabajo del actual equipo de gobierno. Las medidas censoras que llevan practicando durante todo este tiempo son intolerables, pero ni así  conseguirán ocultar las irregularidades en fondo y forma que ya denunciamos al inicio de las obras de la calle de El Peso y de la plaza de España.

No obstante deberíamos recordar, en un ejercicio de pedagogía política y elegancia administrativa, que en el reglamento orgánico municipal se establece que para el mejor cumplimiento de sus funciones, TODOS los concejales tendrán derecho a obtener del equipo gobernante actual y de la Administración municipal, TODOS los antecedentes, datos e informaciones que obren en poder de los servicios de la Corporación y sean necesarios para el desempeño de su cargo. Queremos insistir que el objetivo esencial de la norma, es facilitar el ejercicio de las facultades de control y fiscalización de la gestión municipal y, por tanto, el derecho de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos. Por tanto, esa falta de transparencia preocupante y actitud oscurantista que lleva practicando el PP desde que gestiona el Ayuntamiento indica una vulneración de los derechos constitucionales a la información de nuestros concejales.

Comparte: El PP "bajo la lupa"