Las localidades de la zona contarán con contenedores de color amarillo para reciclar envases de aluminio
Leer más
El sábado 14 de agosto, Jalance acoge El Festival de Música de Cámara “Villa de Jalance” a cargo del grupo de músicos profesionales “Quinteto Medihebo”
Leer más
La UPCCA de la MITV se suma a la campaña de prevención
Leer más

Nuestra ciudad vuelve a ser víctima de los engaños del Partido Popular. Hace unos años, el ex-presidente Camps y su conseller Cotino se llenaban la boca en los mítines con la construcción del Instituto Tecnológico de Viticultura y Enología. Bastante tiempo después nos encontramos con un edificio vacío, poco funcional, pero eso sí, muy bonito. Un ejemplo más de las obras faraónicas con las que han plagado la Comunidad Valenciana.

En el pasado Ferevín, el vicepresidente Ciscar anunció la inauguración de este edificio para noviembre de 2013 y su uso para investigación vitivinícola, ¿va a ser así? Nos cuesta imaginarlo, ya que no se ha contratado personal de investigación, ni de ningún tipo. Parece ser que con la crisis, el PP ya no tiene qué inaugurar e inaugura edificios sin nuevos proyectos para ellos. Y lo más importante, ¿con qué fondos piensa dotar las instalaciones y los proyectos? ¿O va a haber edificio sin proyectos?

Una lástima para la vitivinicultura en general y para los requenenses en particular, ya que la agricultura sin investigación y desarrollo no puede ser el motor económico de una región que vive de ella. La Comunidad Valenciana es la tercera en España en extensión de viñedo, después de Castilla la Mancha y Extremadura, con 74.250 hectáreas, por lo que debemos ser referencia también en innovación.

Desde el Psoe, exigimos al señor Fabra la puesta en marcha real de este edificio, contratando personal investigador y auxiliar, para que de verdad nuestra tierra sea puntera en la viticultura dando soluciones realistas a los problemas de los viñedos e invitamos al señor Berasaluce a que se sume a nuestras exigencias por el futuro de nuestra zona.

PSOE Requena

Comparte: ¿Qué pasa con el instituto tecnológico de viticultura y enología?