El yacimiento de Kelin, en Caudete de las Fuentes, acoge este fin de semana unas Jornadas Europeas de Arqueología
Leer más
Entrega de premios del XVI Certamen Internacional De Teatro Breve “Ciudad De Requena” y estreno mundial de “Roma”, ganadora de la edición anterior del certamen
Leer más
La asamblea general de AVAM elige presidente a Salvador Sabater
Leer más


Imagen de la pancarta del PSOE antes del incendio.
El pasado viernes nos despertamos viendo nuestra pancarta de las elecciones europeas y la terraza de un bar cercano (suceso mucho más grave), consumidas por las llamas de la intolerancia y del vandalismo. Desde el Partido Socialista lamentamos los hechos, pero no por ello deberíamos obstinarnos por la manida tropelía de un enojado.

Curiosamente hace unos días, el señor Julián Sánchez y Elías Ramírez (asiduos tertulianos de Radio Requena) comenzaron públicamente  un adoctrinamiento político, fundamentado en la colocación de las pancartas de nuestro partido. Si bien es cierto que estamos en campaña electoral y subyace en ella un cambio “temporal” en la apariencia y fisonomía de nuestra Avenida, no debemos dejarnos influenciar por argumentos tan surrealistas, donde se desvanece la línea existente entre lo cómico y lo dramático.

Desde nuestro grupo, pensamos que estos dos tertulianos han tenido la osadía de autoproclamarse los “árbitros” de la vida política de Requena. La última muestra de ello, han sido las manifestaciones donde se pone en entredicho la sensibilidad ecológica y el cumplimiento de la ley por parte del PSOE, simplemente por el mero hecho de anudar un cordel en el fuste de un árbol. Estas acusaciones, discúlpennos, las etiquetaremos dentro del género cómico.


Restos de la pancarta del PSOE después de la quema.

Probablemente, existe un mayor respeto y sensibilidad ecológica, en el hecho de reutilizar una misma pancarta para todas las campañas electorales del partido, en lugar de empapelar la Avenida como si de una ceremonia de los “Oscar” se tratase, teniendo en cuenta el gasto de papel y las características contaminantes de las tintas de impresión. Y, de hecho, en estos momentos hay pancartas publicitarias en la Avenida colocadas de la misma forma. Por ello, no enjuiciaremos NUNCA a ningún partido político de la oposición por ese motivo, nos avergonzaríamos de intentar manipular y menospreciar el raciocinio de los requenenses.

En lo que se refiere a la legalidad y regulación de la publicidad electoral, consideramos que se ha ofrecido una versión demagógica y manipuladora de la misma. Se miente de forma flagrante, cuando se afirma que el representante del PSOE en la reunión Adelo Montés ignoró esa regulación, debatida en la reunión que se convocó en el Ayuntamiento con motivo de la organización y publicidad de la campaña electoral, ya que dicho tema no se trató.

Con independencia de la animadversión política existente entre el PP y nuestro partido, agradecemos, de momento, la postura que ha tenido el grupo popular, quizás justificado por la incoherencia de la situación, de no aprovechar políticamente esa circunstancia para cabalgar en ella como los señores Sánchez y Ramírez.

No añadiremos más combustible al fuego de unos comentarios náufragos de razón y sentido, creemos que esa ausencia de coherencia sofocará por sí misma las llamas. En cualquier caso, estamos convencidos del criterio de los requenenses, en esa labor de distinción  entre lo esencial y lo anecdótico, entre lo razonable y lo absurdo.

Comparte: Pancartas, del surrealismo a la comedia