Licitación del contrato del bar de los jubilados de Caudete de las Fuentes
Leer más
Ciclo de Rutas Patrimoniales del Centro de Estudios Requenenses: Ruta de Los Lavaderos
Leer más
Utiel celebra actividades educativas y culturales con motivo del Día Internacional de la Mujer
Leer más
  • Ayer se celebró en Valencia un seminario con el lema “Amianto, el asesino silencioso de los centros educativos”.
  • La plataforma «Fibrociment? No, gràcies» recordaba el peligro que supone convivir con este material y espera que en 2019 se retire de forma definitiva de todos los centros educativos de la Comunidad Valenciana.
  • Según los datos de dicha agrupación, ni en la comarca Requena-Utiel ni el Valle de Ayora-Cofrentes quedan centros con este tipo de materiales, nocivos para la salud.

Requena (21/09/18) Redacción

Según los datos a los que ha tenido acceso Requena Revista Local, los últimos centros que contenían este tipo de componentes fueron el CEIP Canónigo Muñoz de Utiel y el CEIP Maestro Aguilar de Camporrobles.

Según la plataforma “Fibrociment, No Gràcies”: Todavía quedan 37 centros en la provincia de Valencia con amianto, un material potencialmente peligroso para la salud cuando se deteriora que está prohibido desde hace años en España, en concreto desde el año 2002.

Al seminario asistió Santiago Estañán, director territorial de la Conselleria de Educación. Se le solicitó información para ver si se cumple el calendario de retirada del amianto en los centros educativos de la provincia de València previsto por la Conselleria. Según explicaba el responsable CC OO de retirada de amianto de los colegios, Pau Díaz, “se comprometió a que se haya retirado de todos los colegios antes de acabar la legislatura”.

Se dieron cita más de setenta personas llegadas de distintos puntos de España, entre ellos algunos representantes de la comarca Requena-Utiel, la Asociación de Víctimas del Amianto, trabajadores de Uralita y responsables sindicales del sector educativo.

Comparte: Ningún centro educativo de nuestra comarca tiene amianto o uralita en su infraestructura