Se abre el plazo para la "Devolución del Gasoil – Facturas 2020" para agricultores y ganaderos
Leer más
Requena registra 1 nuevo brote de origen social y con 6 nuevos positivos
Leer más
Mas de 1 millón de € recibirán los municipios de Requena-Utiel de Diputació a través del Fondo de Cooperación
Leer más

Requena 19 enero 2017/ Levante-emv.com Marga Vazquez

La intensa nieve que está cayendo en varios puntos de la Comunitat Valenciana obliga a circular con cadenas por la autovía A-3. Asimismo, está prohibida para los vehículos pesados, que están siendo desviados por áreas de servicio.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha explicado en Twitter que es obligatorio el uso de cadenas por la autovía que une Valencia y Madrid.

Al respecto, la Dirección General de Tráfico indica en su página web que hay circulación «difícil» –nivel rojo– entre los kilómetros 311 y 285, entre Siete Aguas y Requena, aproximadamente. Del mismo modo, hay nivel rojo en la N-330 desde Almansa hasta Requena.

El temporal de frío, nieve, viento y lluvia que desde el martes golpea la Comunitat Valenciana azota hoy de manera especialmente violenta el interior sur de la provincia de Valencia y el norte de la de Alicante.

De hecho, ambas zonas están en alerta roja por riesgo extremo de importantes nevadas y la situación es tal que la Diputación de Valencia se ha visto obligada a cortar al tráfico casi todas las carreteras del sur de Valencia.

En concreto, las vías que permanecen cerradas son la CV-794 entre Bocairent y Alcoi por la Serra Mariola; la CV-589, entre Moixent y Navalón; la CV-584 entre Enguera y Casas de Benalí; la CV-652 entre Moixent y Fontanars dels Alforins; y la CV-655 entre Ontinyent y Fontanars dels Alforins. Las carreteras CV-651 (de Moixent a Aielo de Malferit), la CV-654 (de Fontanars a la CV-652, que enlaza este municipio con Moixent), la CV-656 (de Fontanars al Pou Clar) y la CV-657, de Moixent a Beneixama. La carretera entre Moixent y la urbanización Cumbres de Valencia también permanece cerrada a la circulación por nieve, mientras que la CV-673, en Bellreguard, está clausurada por las intensas lluvias que caen en la zona.

Según ha explicado el diputado provincial responsable del área de Carreteras, Pablo Seguí, «hay 20 centímetros de nieve en la calzada y subiendo». De hecho, la situación es tal que la Diputación de Valencia ha optado por centralizar sus recursos en liberar las vías de las zonas más pobladas o de mayor tráfico. «Las máquinas llevan trabajando toda la mañana pero, en cuanto acaban, las carreteras vuelven a estar igual que antes en apenas 20 minutos porque sigue nevando de manera muy intensa», describe Seguí.

Por eso, la entidad provincial ha decidido cortar las vías más afectadas y pedir a la población que no coja los vehículos para transitar por estas carreteras, a no ser que se trate de una emergencia. En esos casos, dice el diputado, «deberían comunicar la situación al 112 o a sus respectivos ayuntamientos para que la diputación ponga los medios necesarios y se habiliten las vías imprescindibles» para esos desplazamientos de urgencia. Esta mañana ya ha ocurido eso: una mujer de 41 años se ha puesto de parto en Bocairent, incomunicada por la impresionante nevada caída en las últimas horas, y ha habido que abrir paso a la ambulancia para que la trasladase a un centro hospitalario.
Pero esta situación no es la única, ya que la nieve caída durante la pasada madrugada y a lo largo de esta mañana ha obligado a cerrar numerosas carreteras, como la A-7, que clausurada entre Alcoi y Albaida, concretamente del kilómetro 429 al 482. A las 9.00 horas, y según fuentes de Emergencias de la Generalitat Valenciana, la vía ha quedado «abierta con precaución» en Albaida, del kilómetro 423 al 429.

Las que sí están cortadas por la nieve son la CV-70, a su paso por Confrides; los 14 kilómetros de la CV-81 entre Ontinyent y Bocairent; y los nueve de la CV-803, entre Onil y Banyeres de Mariola.

Las vías que exigen mucha precaución por parte de los conductores debido al estado que presentan por las nevadas son la CV-615 entre Albaida y Castelló de Rugat y los cuatro kilómetros de la CV-650 en Ontinyent.

También, siempre según fuentes de Emergencias de la Generalitat, permanecen abiertas aunque hay que circular con mucha precaución en la CV-660 en la Font de la Figuera.

Muchos problemas presentan también las siguientes carreteras pese a permanecer abiertas: la CV-614 entre Rugat y Salem; la CV-70 en Benimantell; la CV-706 en Gorga; la CV-720 en Castell de Castells; las CV-756 en l’Abdet; la CV-757 en Beniardà; la CV-7681 en Benifato; la CV-770 entre Sella y Alcoleja; la CV-782 entre Relleu y la Torre de les Maçanes; la CV-80 y la CV-811 en Castalla; la CV-800 en Xixona y la CV-801 en Ibi.

La carretera CV-799, en Biar, está, por su parte, abierta aunque se recomienda extremar la precaución por la presencia de hielo en la calzada.

Comparte: Nieve en Valencia: Cadenas para circular por la A-3, prohibido circular camiones