El yacimiento de Kelin, en Caudete de las Fuentes, acoge este fin de semana unas Jornadas Europeas de Arqueología
Leer más
Entrega de premios del XVI Certamen Internacional De Teatro Breve “Ciudad De Requena” y estreno mundial de “Roma”, ganadora de la edición anterior del certamen
Leer más
La asamblea general de AVAM elige presidente a Salvador Sabater
Leer más

La conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha puesto en marcha, a través de los agentes medioambientales y en colaboración con la Policía Autonómica un dispositivo de control de los vehículos a motor, especialmente motocicletas, por sendas y terrenos forestales.

El objetivo de este dispositivo es controlar la circulación de vehículos que ha proliferado en los montes y terrenos forestales de la Comunitat Valenciana. Esta actividad incontrolada provoca el deterioro de las pistas y sendas forestales, vías de tránsito de importancia para la conservación de los montes, especialmente para la vigilancia y extinción de incendios forestales.

Cada año se produce por esta actividad daños por erosión en sendas y terrenos forestales lo que ha llevado a organizar estos servicios conjuntos entre Agentes medioambientales y Policía Autonómica que pretenden evitar alteraciones en el hábitat de la fauna y en la riqueza cinegética y que, además, provoca quejas tanto de propietarios como senderistas.

Hasta 18.000 euros de sanción

Desde la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente se recuerda que según la normativa valenciana en terreno forestal «está totalmente prohibida la circulación de vehículos a motor fuera de las pistas forestales».

Esta prohibición supone que, en este tipo de terrenos y en cualquier espacio natural protegido, los vehículos a motor solo pueden circular por las pistas forestales pero no por las sendas, ni por supuesto, monte a través. Además, en ningún caso, los vehículos pueden circular a más de 30 kilómetros por hora, ni siquiera por los lugares autorizados.

En caso de comprobar que se infringe esta norma, los agentes interpondrán una denuncia que dará lugar a los correspondientes expedientes sancionadores. En el caso de la circulación campo a través, considerada como falta grave lleva aparejada sanciones entre 600 y 18.000 euros. Por su parte, la circulación por pista forestal están tipificadas como leves con sanciones que van desde los 60 hasta los 600 euros.

Comparte: Medio Ambiente controla la circulación por las sendas forestales