El PRyA  denuncia que el museo municipal presenta un estado lamentable
Leer más
Los desempleados de Camporrobles tendrán este miércoles servicio de orientación laboral
Leer más
LA UNIÓ de Agricultores y Ganaderos pide habilitar más fondos para cubrir la demanda del Plan Renove de maquinaria agrícola que se ha agotado en una hora
Leer más

Fuente y foto Lasprovincias.es

JAVIER MARTÍNEZ | VALENCIA.

Dos ladrones protagonizaron una espectacular y temeraria huida con una furgoneta en la autovía A-3, entre los términos de Utiel y Buñol, tras arrojar herramientas y aparatos a la calzada para que la patrulla de la Guardia Civil que los perseguía chocara con ellos y no pudiera alcanzarlos. Los delincuentes lograron escapar después de inundar la carretera de utensilios, radiales y otros materiales que acababan de robar en casas de campo y obras.

Los hechos ocurrieron poco antes de las cinco de la madrugada del pasado jueves. Una patrulla de la Guardia Civil de Requena dio el alto a los ocupantes de una furgoneta que circulaba en dirección a Valencia, pero el individuo que iba al volante realizó una maniobra evasiva y apretó el acelerador. Los agentes iniciaron entonces una persecución con señales acústicas y luminosas, que los ladrones obviaron durante toda la huida.

Durante varios minutos, la furgoneta circuló a gran velocidad por la A-3, sin dejar atrás al coche patrulla, hasta que uno de los ocupantes abrió la puerta trasera y comenzó a tirar aparatos y herramientas a la calzada. Su intención no era otra que sembrar la autovía de obstáculos para que el vehículo de la Guardia Civil chocara con ellos.

Fueron momentos de gran peligro para los agentes que iniciaron la persecución y otros conductores de vehículos que circulaban en esos momentos por la autovía en sentido hacia Valencia. Entre los aparatos arrojados a la carretera había radiales, un grupo electrógeno, un televisor y toda clase de herramientas, según informaron fuentes de la Jefatura Provincia de Tráfico.

El coche patrulla de la Guardia logró esquivar los hierros y aparatos, pero dos camiones sufrieron daños al chocar contra los utensilios o pasar por encima de ellos. Tras ser informada de los graves hechos la sala del 062 de la Guardia Civil, cinco patrullas más de Requena, Buñol, Chiva y Utiel se movilizaron con urgencia para señalizar el tramo de la autovía, donde estaban las herramientas y materiales de obra, y detener a los ocupantes de la furgoneta.

Grave riesgo de accidente

Al operativo de emergencia se unieron también agentes de la Guardia Civil de Tráfico para regular la circulación entre los términos de Siete Aguas y Buñol. La intervención de los guardias civiles no pudo evitar que un camión pinchara una rueda al chocar contra el grupo electrógeno. Sin embargo, la situación de mayor peligro se produjo en el término de Buñol, donde los ladrones abandonaron la furgoneta con las luces apagadas en medio de la A-3 -con el grave riesgo de accidente que suponía la temeraria acción-, y continuaron la huida a pie.

La patrulla que perseguía a los ladrones señalizó de inmediato, con las luces prioritarias del vehículo policial, el obstáculo que había en la A-3 hasta que la furgoneta fue retirada por una grúa. Las mismas fuentes del Centro de Gestión de Tráfico de Valencia señalaron que las patrullas de la Guardia Civil evitaron, con su rápida actuación, la posible colisión de varios camiones que circulaban en dirección a Valencia. El grave incidente apenas causó retenciones debido al escaso tráfico que registraba la A-3 a las cinco de la madrugada. Los ladrones lograron escapar tras eludir el cerco de la Guardia Civil.

Comparte: Lanzan 1 televisor y material de obra a la Guardia Civil