La Mancomunidad del Interior Tierra del Vino participa en una jornada pionera sobre Prevención de Adicciones con Perspectiva de Género
Leer más
Las terrazas abrirán hasta las 18.00 y con cuatro comensales y los comercios hasta las 20.00
Leer más
Detectado un nuevo brote en Zarra, de origen social y 4 nuevos positivos. Actualización de datos CV
Leer más

Ismael del Prado.  Madrid.

Alfa y Omega. Octubre y marzo. Jesús Duque cumplirá mañana su gran sueño. Una brutal cornada de tres trayectorias en el muslo derecho a comienzos de septiembre en Utiel dejó al novillero valenciano sin la soñada alternativa el pasado 9 de octubre. Ahora, meses después, por fin podrá cerrar el círculo. Dará el salto al escalafón superior con Enrique Ponce y El Juli como padrino y testigo respectivamente en plenas Fallas. Miel sobre hojuelas.

«Cuando tuve que renunciar a mi gran día en octubre, estaba convencido de que Dios me tenía preparado algo todavía más bonito para mi alternativa. Así ha sido. El escenario, el cartel, el marco, el momento… Creo que no habría forma de hacer este sueño aún más bonito, cualquier novillero desearía vivir lo que me espera mañana», afirma «ilusionado ya en capilla» el toricantano.

«No había vuelta atrás, era imposible llegar a tiempo, estaba muy mermado, porque los destrozos fueron grandes y no me encontraba ni al 50 por ciento… Fue un palo fuerte, pero había que asumirlo», echa la vista atrás Duque. El grave contratiempo, al menos, sirvió al futuro torero local para «aprovechar mucho el invierno y llegar más cuajado».

«Ha llovido mucho y se ha podido tentar poco, pero me he encerrado en Salamanca estos meses y he entrenado al máximo, mucho toreo de salón… Los deberes están hechos, llego preparado, en buen momento, y sólo queda que salga el toro y salir a disfrutar para que también disfrute el público conmigo, sólo me preocupa llegar despejado, sereno, al patio de cuadrillas», confía el joven, que estará escoltado por «dos figurones máximos del toreo», pese a lo que no se piensa «dejar ganar la pelea».

Duque no se obsesiona con un futuro que prácticamente está ligado a su carta de mañana y que, por tanto, tiene que ser ganadora. «Si voy tranquilo todo va a salir como espero, llegará el triunfo y los contratos, he llegado hasta aquí peleando mucho y así continuaré, aunque todo penda de mi primera corrida de toros, ahora mismo, un torero joven en mi situación, es un milagro que tenga contratos», reconoce antes de definirse como «un torero que quiere comer de esto, con hambre de funcionar en las ferias y triunfar».

Jesús Duque, en imagen de archivo Cristina Bejarano

Fuente larazon.es

· Escucha aquí la entrevista que le ha realizado Nora García de requena.revistalocal.es donde nos aclara su pasado, su presente  y futuro.

· ¿Cómo te encuentras a unos días de tomar la alternativa?

· ¿De dónde te viene la afición por los toros?

·  Hay mucha gente en Requena ilusionada con tu carrera, uno de ellos Ángel García. ¿Qué significó él para ti en tu comienzo?

· ¿Qué maestro del toreo de épocas pasadas fue tu ejemplo a seguir que hizo que te decidieras por esta profesión?

· Se ha comentado que tu forma de torear tiene semejanza a la de Paco Camino, ¿te encuentras identificado con el maestro?

· ¿Piensas que en el mundo del toro está todo inventado o puedes aportar algo nuevo? ¿El qué?

·  Sabemos que has tenido momentos difíciles, pero en concreto, ¿cuál es el momento en el que has pasado más miedo?

· ¿Qué significa para ti ser el primer torero de la comarca y además, poder tomar la alternativa en tu tierra la semana que viene?

· ¿Cómo influyó la corrida de toros de Utiel en el cartel de la alternativa?

· ¿Qué traje vas a lucir el día de tu alternativa? ¿Tiene algún significado especial?

· ¿Qué sueles hacer antes del paseillo?  ¿Tienes alguna manía o ritual a seguir?

· Y, por último, Vicente Barrera, ¿qué consejos te ha dado para este día tan especial?

Comparte: Jesús Duque nos concede su ultima entrevista antes de tomar la alternativa