Mompó destaca “la vertebración” del PP provincial en la reunión comarcal de Requena-Utiel
Leer más
La Feria del Libro de Utiel cerraba ayer sus puertas tras un fin de semana repleto de actividades para todos los públicos
Leer más
Los sindicatos se concentran a puertas del ayuntamiento de Requena
Leer más

La dotación para riego en la campaña de 2024 será de 900 metros cúbicos por hectárea, máximo nivel que permite el Plan Hidrológico Nacional.

Utiel (13/05/24)- JCUMARU

La Junta Central de Usuarios de la Masa de Agua Subterránea Requena-Utiel (JCUMARU) y la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) han catalogado el año hidrológico 2023-2024 como un año seco, teniendo en cuenta las lluvias registradas entre diciembre y abril. Por lo que la dotación para riego en la campaña de 2024 será de 900 metros cúbicos por hectárea, máximo nivel que permite el Plan Hidrológico Nacional.

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha publicado el Informe de Seguimiento del Plan de explotación de la masa de agua subterránea 080.133 Requena-Utiel.

El capítulo XI del Plan de explotación establece que se publicará anualmente un seguimiento de la evolución de los recursos subterráneos y superficiales en la página web del Organismo. Asimismo, la primera semana de mayo se publicará información pluviométrica del año hidrológico en curso, en base a la que se establecerá la dotación para riego de ese año.

Según el citado informe, el periodo diciembre 2023 – abril 2024 corresponde a un año “seco” y, por tanto, la dotación bruta establecida para el cultivo de la vid, el olivar y los frutales de fruto seco para la campaña de riego del año 2024 se fija en 900 m3/ha/año, de acuerdo al Plan de Explotación.

ANTECEDENTES

El Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Júcar del ciclo 2015-2021, aprobado mediante el Real Decreto 1/2016, de 8 de enero, declara en mal estado cuantitativo la masa de agua subterránea 080.133 Requena-Utiel. Asimismo, en su artículo 20. C). 9 se indica lo siguiente: “Se reservan 6,5 hm3 /año de recursos subterráneos de la masa de agua subterránea de Requena-Utiel para atender futuros crecimientos en la unidad de demanda urbana de Subterráneos de Requena y de la industria de la zona, así como para la adecuación de concesiones de regadío y redotaciones en la comarca Requena-Utiel. Esa reserva podrá materializarse una vez se realice un plan de explotación de la masa de agua subterránea”.

La Junta de Gobierno de la CHJ aprobó en su reunión del 20 de diciembre de 2016 el primer Plan de explotación de la masa de agua subterránea Requena-Utiel, plan que ha permitido continuar con la tramitación de los expedientes en trámite en aplicación de la reserva prevista en el vigente Plan Hidrológico además de poner de relieve la problemática existente en esta masa de agua a nivel ambiental y de viabilidad de sus aprovechamientos.

La constitución de la Junta central de usuarios de la masa de agua subterránea 080.133 Requena-Utiel en 2018 ha supuesto un impulso importante a la hora de mejorar la gestión de las aguas en esta masa al contar los usuarios con un representante claro que pueda ejercer de intermediario frente al Organismo de cuenca, tanto a la hora de defender los intereses que les son propios como en aras de avanzar en el objetivo compartido de alcanzar el buen estado cuantitativo de la masa de agua y de garantizar el aprovechamiento sostenible de sus aguas.

Pasado el período de vigencia del primer plan de explotación y aprovechando la experiencia acumulada tanto por parte del Organismo de cuenca como de la Junta central de usuarios, se puso de manifiesto la necesidad de revisar el plan de explotación, realizando ajustes en ciertos aspectos. La revisión del plan de explotación se aprobó por la Junta de Gobierno en su sesión del 18 de diciembre de 2020.

Entre los temas revisados cabe destacar la actualización de las series piezométricas, o la mejora en la metodología para evaluar si el año es húmedo, seco o medio. Este cambio metodológico ha sido motivado por los usuarios, que pusieron de manifiesto la importancia de considerar la lluvia principalmente en los primeros meses de actividad fenológica de los cultivos y no a lo largo de todo el año hidrológico. Es por ello que, teniendo en cuenta los períodos de actividad vegetativa del almendro y de la variedad bobal de la vid, se han modificado los criterios para caracterizar el año hidrológico, diferenciando dos períodos y estableciendo umbrales distintos en cada uno de ellos.

En el capítulo XI del Plan de explotación se indica que, en la página web del Organismo (www.chj.es), se publicará anualmente un seguimiento de la evolución de los recursos subterráneos y superficiales. Se mostrará, para conocimiento público, información sobre el nivel piezométrico en diferentes puntos de control en la masa de agua subterránea 080.133 Requena-Utiel, así como el volumen de entradas y el volumen embalsado en el embalse de Forata.

Asimismo, la primera semana de mayo se publicará información pluviométrica del año hidrológico en curso, con el fin de determinar si es un año medio, húmedo o seco, a los efectos del plan de explotación. En base a esta caracterización, se establecerá la dotación para riego de ese año para el cultivo de la vid, el olivar y los frutales de fruto seco.

Teniendo en cuenta la lluvia producida desde diciembre de 2023 hasta abril de 2024 (ambos meses incluidos), se concluye que el periodo fijado en el Plan de explotación (diciembre – abril) en el año hidrológico 2023/2024 corresponde a un año normal. En base a esto, y de acuerdo al Plan de Explotación de la Masa de Agua subterránea 080.133- Requena – Utiel, la dotación bruta establecida para el cultivo de la vid, el olivar y los frutales de fruto seco para la campaña de riego del año 2022 se fija en 900 m3 /ha/año.

Podéis consultar el informe completo aquí.

Comparte: JCUMARU y la CHJ catalogan como seco el año hidrológico 2023-24