Los bomberos logran rescatar a un hombre que había quedado atrapado bajo su tractor en la pedanía venturreña de Casas del Rey
Leer más
Reparto de puntos en un derbi muy disputado donde la clasificación es lo de menos
Leer más
El Partido Popular de Utiel manifiesta su disconformidad con la decisión del equipo de gobierno de suspender la Feria y Fiestas de Utiel
Leer más
El pleno del ayuntamiento aprueba por unanimidad la moción presentada por  el grupo de  Izquierda Unida para instar al gobierno de España a la adopción de las mayores garantías de viabilidad económica y adecuación con respecto al almacén temporal centralizado (ATC) de Villar de Cañas, así como el desarrollo de un plan de seguridad en el transporte de los residuos radiactivos procedentes de las centrales nucleares de Ascó y Vandellós.
En el Pleno celebrado el pasado jueves día 10, se aprobó por unanimidad, la moción presentada por Izquierda Unida (EUPV) para instar el Gobierno Central a la adopción de medidas de seguridad tanto en lo que respecta al transporte de los residuos radioactivos de las centrales nucleares de Ascó y Vandellós hasta el proyectado Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas.

El 6º Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR) que es el documento que recoge las estrategias y actividades a realizar en España en relación a los residuos radiactivos, el desmantelamiento de instalaciones y su estudio económico-financiero, incluye la puesta en marcha de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) para el combustible gastado y los residuos de alta actividad generados en España y el desmantelamiento de las centrales nucleares que cumplan su vida útil.

Si finalmente se lleva a cabo el proyecto del Almacén Temporal Centralizado de residuos radiactivos (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca), contemplado el dicho plan, este almacén recogerá 6.700 toneladas de residuos nucleares que tendrán que pasar por 216 municipios, entre los que se encuentra Requena por cuyo término municipal pasarían los residuos radioactivos procedentes de las Centrales Nucleares de Ascó y Vandellós, ambas situados en Tarragona.

Actualmente en España no se realizan transportes de residuos de alta actividad, ya que permanecen en las piscinas o en los contenedores de las propias centrales. Existen Almacenes Temporales Individualizados (ATI) en la central nuclear de Zorita (Guadalajara), la de Ascó (Tarragona) y la de Trillo (Guadalajara). La de Garoña (Burgos) está en situación de cese de actividad y en el proceso de construcción de su ATI, la de Almaraz (Cáceres) también ha iniciado los trámites para la construcción de uno y la de Vandellós II (Tarragona) también lo ha anunciado. Únicamente quedaría la central nuclear de Cofrentes (Valencia) sin tener un ATI. El coste de las instalaciones que se realizan in situ en las centrales lo afrontan las compañías propietarias de las centrales nucleares y es de aproximadamente 20 millones de euros por instalación. Sin embargo, el coste estimado del Almacén Temporal Centralizado (ATC) superará los 1.000 millones de euros, sin incluir el mantenimiento y el transporte de los residuos nucleares, que afronta la empresa pública Enresa. Por otra parte el sistema de financiación a través de tasas de esta empresa pública ha sido cuestionado por el Tribunal de Cuentas que además ha alertado de un déficit de 1.486 millones de euros. Por lo tanto la viabilidad económica del ATC está seriamente comprometida.

Por otra parte, el nuevo Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha ha declarado nulo el Plan de Ordenación Municipal de Villar de Cañas (Cuenca) en el que estaba previsto ubicar el cementerio nuclear (ATC), al entender, entre otros motivos, que se había iniciado la licitación de la obra civil sin tener aún todos los preceptivos informes previos, además de decretar una ampliación de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), que afectaría al territorio proyectado para la construcción de la ATC. Esta situación sólo podría desbloquearse en los tribunales o mediante la declaración del proyecto de la ATC por parte del Gobierno de España, como “de interés público de primer orden”.

Por todo lo expuesto, el grupo municipal de Izquierda Unida (EUPV), a través de su portavoz Elías
Ramírez
presentó para su aprobación por el Pleno el siguiente acuerdo:

  • Que se inste al Gobierno que salga de las próximas Elecciones Generales del 20 de diciembre, a la aplicación de una moratoria en la construcción del proyecto de la ATC de Villar de Cañas, hasta que se haya dilucidado que esa es la solución más viable económicamente y con menor gasto de fondos públicos, frente a la alternativa de que los residuos de alta actividad permanezcan en Almacenes Temporales Individualizados de las mismas centrales nucleares que los produzcan. 
  • Que a su vez se inste al Gobierno para que se realicen todos los informes de impacto ambiental y de adecuación del territorio antes de la continuidad de las obras. 
  • Que en el caso de que finalmente sea Villar de Cañas la alternativa elegida para la construcción del ATC, se apliquen las mayores garantías de seguridad disponibles en el transporte de residuos radiactivos que pasen por el municipio de Requena, así como que el Ayuntamiento sea informado de las fechas de transporte de estos residuos y de las medidas de seguridad a tomar en caso de accidente. 

La moción salió adelante con el voto unánime de toda la Corporación, por lo que desde Izquierda Unida queremos dar las gracias a todos ellos por el apoyo recibido y esperamos que el Gobierno que resulte de las próximas elecciones sean sensible al tema y tome en cuenta esta propuesta.

Comparte: IU logra aprobar una moción sobre el ATC de Villar de Cañas