Se amplía la oferta educativa en Utiel con los grados superiores de sistemas electrotécnicos y animación sociodeportiva
Leer más
Carlos Mazón reúne en Requena a destacados componentes del PP valenciano como candidato a la presidencia
Leer más
Comienza la poda en verde de forma generalizada en la DO Utiel-Requena
Leer más
En el Pleno Extraordinario celebrado el pasado lunes día 23, en el que se aprobaron los presupuestos para el año 2016 con los votos del PSOE, Requena Participa y Ciudadanos y a los que se opusieron, votando en contra, el PP, Requena y Partido Requena y Aldeas e Izquierda Unida (EUPV), se puso de manifiesto, una vez más, el pacto no declarado PSOE-Requena Participa, así como la obsesión del Sr. Alcalde de clasificar a los concejales como o buenos o malos dependiendo de si le apoyan o le cuestionan sus propuestas.

No es pretensión de Izquierda Unida analizar en detalle las distintas partidas presupuestarias en el presente artículo, pero sí dar unas breves pinceladas sobre los mismos, ya que la cuestión económica es la que marca la acción política y social. Esta afirmación tan obvia es marxismo básico, del cual reniegan algunos nuevos políticos de los llamados “emergentes”, cuando deberían ser llamados “emergidos” toda vez que son los medios de comunicación quienes los impulsan a diario. No deben ser tan hostiles al sistema cuando esto ocurre, mientras que a Izquierda Unida se le ignora sistemáticamente e incluso se le excluye de una forma vergonzantemente antidemocrática de los debates políticos pese a tener representación parlamentaria en el Congreso.

En primer lugar destacar que casi todos los grupos políticos, incluido el de Izquierda Unida, calificaron estos presupuestos como continuistas y esto es así porque incluso en la presentación fuera de plazo (deberían haberse presentado antes del 15 de octubre) como en la memoria de los mismos son copia de los que presentó el PP.

Desde este supuesto, si son continuista, nos llevaran al mismo sitio. El PSOE y su socio en la sombra Requena Participa, se empeñen en decir que se incrementa el gasto social, pensamos que eso es sólo un maquillaje y eso que la refinanciación de la deuda permitirán al Ayuntamiento ahorrarse  390.000€  en 2016 por la bajada de tipos de interés, con los que financiar alguna mínima política social. Para políticas activas de empleo, nada.

Pensamos, además, que son unos presupuestos sectarios y partidistas, otorgando las subvenciones a las entidades locales en función de la afinidad con el equipo de gobierno municipal. Lo que está claro es que no son participativos.

Nuevamente vuelven a incumplir su programa electoral ya que en el apartado de Participación se puede leer: “Impulsaremos la elaboración y aprobación de presupuestos participativos”. En lugar de eso, el Sr. Mario de erige cual Juez del Altiplano y decide quien es buen o mal concejal y quien es buen o mal requenense, y dice que sólo llama a quien aporta, entendiendo por aportar asentir a lo que él propone.

Poca participación y pocas aportación puede pedir quien nos facilita los presupuestos un martes para ser debatidos en Pleno el lunes siguiente, y poco talante democrático de confrontación de ideas tiene quien justifica este corto plazo alegando que con más tiempo se podrían criticar y un poco prepotente nos parece quien llega a tachar de destructivo a nuestro representante Elías Ramírez, porque critica su política, aunque esta política vaya en contra de su propio programa. Y poco nuevo es el aplicar el rodillo del 8 más 3 para sacarlos adelante.

Aunque no es la primera vez que se pone de manifiesto el pacto entre Requena Participa y el PSOE de Requena, en esta ocasión el Sr. Alcalde si que declaró que había llamado para la elaboración de los presupuestos al Grupo de Requena Participa (Podemos) y al de Ciudadanos.

Sorprende esta total sintonía PSOE-Requena Participa, como sorprende como Requena Participa (Podemos), ha pasado de tachar de mala, malísima, la política de ajustes presupuestarios a ser un devoto defensor de la contención del gasto (no hace falta recordar de donde se recorta) y aún más sorprenden las palabras de su portavoz en el Ayuntamiento, cuando dijo en el pleno: “apenas tenemos margen de actuación”. ¿Tenemos? Nada que objetar a que pacten como les parezca, están en su derecho pero entonces le pediríamos al PSOE que quitase de su programa electoral la declaración que hace en el apartado de transparencia en donde se atreven a decir: “Transformaremos el Ayuntamiento de Requena en el más transparente de España.”

Comparte: IU dice NO a los presupuestos 2016 presentados por el PSOE