Llegan a Requena los cursos gratuitos para asociaciones organizados por Caixa Popular y la Fundación Horta Sud
Leer más
El I Foro de la Infancia de Utiel inicia las reuniones con niños y niñas del municipio
Leer más
Convocada la Sesión Plenaria de mayo del Consistorio requenense
Leer más

(Requena, 23-07-2014).- Durante la semana del 14 al 20 de julio la Policía Local de Requena, junto con dos estudiantes de criminología, llevó a cabo un total de 191 controles preventivos de alcoholemia en el municipio de Requena. De estos 191 se ha seleccionado una muestra de 32 conductores de la que se han obtenido una serie de datos estadísticos.

La media de edad de estos conductores elegidos es de 46,5 años y la media de tenencia del permiso de conducir 23,3 años. Cabe destacar que 25 de estas personas son hombres y 7 de ellas mujeres.

De los 32 controles de la muestra, 30 controles resultaron negativos (23 hombres y 7 mujeres) y 2 positivos. Las características de las personas que dieron positivo en la prueba de alcoholemia corresponden a hombres de entre 31 y 50 años.

Por otro lado, 28 de estos conductores llevaban puesto el cinturón de seguridad y, por el contrario, 4 no lo llevaban y sólo una de ellas era mujer. Según el informe policial, pese a que el uso del cinturón aumenta cada vez más, continúan existiendo personas que se muestran reacias a usarlo, sobretodo si se trata de personas de mayor edad y si circulan por una vía urbana.

Con respecto a la utilización del teléfono móvil mientras se conduce, ninguno de los parados hacía uso de este tipo de dispositivo en ese instante. Sin embargo, según apuntan las estudiantes de criminología, hay muchos conductores que utilizan su teléfono móvil sin manos libres mientras se encuentran al volante, un dato muy peligroso ya que las distracciones en carretera son la principal causa de siniestralidad en España y el uso de aplicaciones de mensajería triplican el peligro de sufrir un accidente.

Las reacciones de los conductores ante el control de alcoholemia fueron en general respetuosas y colaboradoras. Las personas que dieron positivo se mostraron nerviosas, e incluso temblorosas, y permanecieron calladas y algo resignadas. Es más, en uno de los casos el copiloto se comportó con actitud chulesca, tanto hacia los policías como a las estudiantes de criminología que allí se encontraban. Por el contrario, los conductores que tuvieron un resultado negativo se mostraron totalmente tranquilos.

Cabe destacar que las personas mayores de 60 años sometidas a la prueba tuvieron más dificultades que las de menor edad y que el porcentaje de resultados negativos (93,75%) es muy superior al de positivos (6,25%).

Comparte: Una inmensa mayoría de conductores cumple con la ley en Requena