Ayora Turismo apunta, en un comunicado, el resultado positivo de la celebración de la XX edición de El Primer Corte de la Miel de Ayora
Leer más
Diputación de Valencia premia a 24 mujeres en el día de la Mujer Rural
Leer más
Una mesa redonda será el colofón del II Congreso de la naturaleza
Leer más

Fuente y foto lavanguardia.com/comunidadvalenciana

Tomás distribuye una pequeña remesa de cava de la bodega valenciana Pago de Tharsys en Fuengirola (Málaga). Se le ocurrió exhibir en su furgoneta una pegatina que aclara que el cava no es catalán «para vender más», como él mismo ha declarado para La Vanguardia. La foto comenzó a circular ayer por las redes sociales y ha generado una polémica que la bodega valenciana prefiere no alimentar. Han atajado que se desmarcan totalmente de la acción del vendedor.

Sobre su acción, Tomás se ha defendido diciendo que no se mete «con nadie» y que lo ha hecho con «fin comercial». «Debido a la que han liado los separatistas catalanes, la gente aquí demanda cava que no sea catalán. Se ha vendido muy bien y se me ha agotado la remesa», ha declarado. A raíz de la polémica, asegura que no para de recibir llamadas amenazantes e insultantes y que se está guardando los mensajes para estudiar una posible denuncia.

La gerente de Pago de Tharsys, Ana Súria, ha incidido en que la fotografía «no beneficia a nadie» y se ha desmarcado totalmente de ella: «Nunca hubiéramos hecho una campaña comercial así, no utilizamos la confrontación para vender. Nuestra estrategia es hacer hincapié en la calidad y el prestigio, y no en su origen».

La bodega valenciana ya ha contactado con el vendedor para mostrarle su rechazo a su peculiar campaña de marketing. En cuanto a si estudian emprender acciones legales, Súria ha respondido que no pueden denunciarle «porque no es una mentira estricta», aunque, ha insistido, no forma parte de la estrategia comercial de Pago de Tharsys, que trabaja codo con codo con otros bodegueros catalanes con la Denominación de Origen. Sobre el éxito que Tomás ha dicho que ha tenido su acción, la bodega ha aclarado que la compra fue muy pequeña (200 botellas de cava), lo cual «no es difícil de vender».

Comparte: Un hombre enciende las redes por exhibir que vende cava "no catalán"