Las Denominaciones de Origen de Vino muestran su apoyo al sector agrario
Leer más
Más de 1500 participantes visitarán Requena por el XIII Premio Internacional de Orientación
Leer más
Más de 300 tractores y 3.000 personas asisten al puerto de Valencia convocadas por las organizaciones agrarias y cooperativas de la CV
Leer más

PSOE Requena
 Desagradable sorpresa la que nos hemos encontrado los requenenses al abrir el grifo y ver correr agua de un tono marrón que no hacía presagiar nada bueno. Pero esa no ha sido la única sorpresa del día, ya que se añadía también la falta de un protocolo urgente y eficaz de información a toda la ciudadanía.

Dicha situación ha puesto en evidencia la poca previsión que desde el Ayuntamiento de Requena se tiene para poder hacer llegar a sus habitantes lo sucedido y cómo actuar. Hay que recordar que la mayor parte de la población carece de acceso a internet para ver el escueto comunicado de la web, Facebook, Twitter y que no todo el mundo acostumbra a escuchar las emisoras locales. Muchos ciudadanos, principalmente personas mayores, han cocinado con el agua corriente al desconocer las recomendaciones que desaconsejan el consumo proporcionadas por el Ayuntamiento.

El Partido Socialista, sin tener intención alguna de alarmar a la población, queremos informar de lo ocurrido, para ello nos hemos puesto en contacto con Egevasa (empresa concesionaria del servicio de aguas de Requena) para conocer lo ocurrido de primera mano. Nos informa de que durante la realización de un nuevo pozo se han producido filtraciones en el pozo ya existente, el cual da suministro al municipio, esto ha provocado la turbidez del agua, generada por partículas en suspensión.

En términos científicos, la turbidez del agua que sale por nuestros grifos, ha alcanzado unos parámetros superiores a 5 UNT (Unidades nefelométricas de turbidez), lo que hace imposible su consumo ya que el máximo admisible es de 3 y el nivel recomendable inferior a 0,5.

Nos han informado de que la turbidez del agua no tiene por qué implicar riesgo alguno de contaminación microbiológica, pero a nadie le resulta agradable ingerir agua con partículas de tierra en suspensión. Además, unos parámetros elevados en los niveles de turbidez pueden suponer una protección de los microorganismos a los efectos de desinfección, estimular la proliferación de bacterias y aumentar la demanda de cloro.

Desde el PSOE esperamos en los próximos días un informe de lo ocurrido y que se dé a los ciudadanos información actualizada de la situación en la que nos encontramos hasta la solución del problema y que se tomen medidas para evitar futuros problemas.

Comparte: ¿Qué ha pasado con el agua?