Ayora Turismo apunta, en un comunicado, el resultado positivo de la celebración de la XX edición de El Primer Corte de la Miel de Ayora
Leer más
Diputación de Valencia premia a 24 mujeres en el día de la Mujer Rural
Leer más
Una mesa redonda será el colofón del II Congreso de la naturaleza
Leer más

La Guardia Civil, en el marco de la operación “LAMPOLOS”, ha procedido a la detención de 15 personas de nacionalidades española y marroquí, pertenecientes a una organización criminal implicada en al menos 380 robos en el interior de viviendas en diferentes localidades de la provincia de Valencia. A los detenidos se les imputan los delitos de robo con fuerza, asociación ilícita, receptación, simulación de delito, daños, tráfico de drogas y un delito contra la seguridad vial.

Se han practicado 11 registros domiciliarios en las localidades de Buñol, Yátova, Chiva, Turís, Godelleta, Montroy y Alcasser (Valencia), incautándose numerosos efectos procedentes de estos robos, cuyo valor podría alcanzar los 160.000 euros. Así mismo, se ha desmantelado un secadero de marihuana ubicado en una de las viviendas registradas interviniéndose material para la elaboración de esta droga.

La operación se inició en agosto del pasado año a raíz de varios robos cometidos en el interior de chalés, casas de campo y viviendas en diferentes localidades de Valencia, por lo que se estableció un dispositivo de localización e identificación de los autores.

Fruto de las investigaciones realizadas, se pudo comprobar que se trataba de una organización criminal perfectamente estructurada. Una vez identificados y localizados, los agentes procedieron a la detención de sus 15 integrantes.

Objetos robados vendidos en Valencia y Marruecos

El cabecilla de la organización planificaba y seleccionaba las viviendas que iban a ser robadas. Posteriormente daba las órdenes a los demás integrantes de la red para que cometieran los robos.

La red cometía los robos por la tarde-noche en viviendas que estuvieran aisladas. Antes de cometer los robos cortaban las vallas metálicas perimetrales de las viviendas para dejar una vía de entrada y salida para poder huir.

Posteriormente, regresaban por la noche a las viviendas asegurándose de que los propietarios no se encontraban en estos domicilios, donde forzaban las puertas y ventanas y accedían al interior para sustraer placas solares y los objetos de valor que pudiesen encontrar.

Los efectos sustraídos eran vendidos en la provincia de Valencia y Marruecos a través de viajes que realizaban periódicamente miembros de la red.

Este grupo actuaba principalmente en casas de campo, chalés y viviendas aisladas ubicadas en diferentes comarcas de la provincia de Valencia, como en Requena- Utiel, Hoya de Buñol, Ribera Alta, Camp de Túria, y L´Horta Sud.

Material intervenido

Se han recuperado 750 efectos procedentes de los robos, como placas solares, baterías/acumuladores, televisores, ordenadores, figuras de decoración de jardín, electrodomésticos, aparatos electrónicos, escopetas de aire comprimido, así como 1 arma de fuego simulada.

La operación ha sido desarrollada por la Guardia Civil de Valencia, contando con el apoyo de las distintas unidades territoriales de la Comandancia. En la fase de explotación ha contado con el apoyo de la Unidad de Helicópteros, el Servicio Cinológico, y el Grupo de Reserva y Seguridad Nº 3 (G.R.S. Nº3).

Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado nº 2 de Requena (Valencia).

Los objetos recuperados permanecerán expuestos en el Cuartel de la Guardia Civil de Chiva, en horario de 08,00 a 22,00 horas, de lunes a domingo, por si alguna persona que haya sido víctima de este tipo de delitos pudiera identificarlos, debiendo acompañar la denuncia presentada en su día.

 

Comparte: Desarticulada por la Guardia Civil una organización implicada en 400 robos en viviendas