La consellera de Justicia visita las oficinas de Asistencia a las Víctimas del Delito de Requena y Utiel
Leer más
Utiel implantará un proyecto piloto de la Oficina Judicial
Leer más
El sumiller Takayuki Kikuchi es nombrado embajador de Utiel-Requena en Japón
Leer más
  • ¿Qué como quedaron? ¿Qué quien ganó? No importa, era lo de menos. Venían a jugar al fútbol y cantaban, “Ganamos, perdimos, igual nos divertimos”.
  • San Juan organizó este campeonato de fútbol infantil que contó con El Rebollar Jaraguas, Venta del Moro y San Juan.

Requena 31/07/18 Asociación Cultural y  Deportiva de San Juan

La jornada fue espectacular, todo un éxito de asistencia. Tanto organización, público y jugadores quedamos muy satisfechos de como transcurrió el día. La jornada comenzó a las 10:30 y los niños entraron al torneo con el himno de la champions, siendo nombrados uno a uno con aplauso atronador de las 400 personas presentes como público.  La primera fase matutina terminó a las 12h y todos los jugadores disfrutaron juntos de la piscina.

El día transcurrió con buen ambiente y con un speaker que continuamente «radiaba» el partido, haciendo entrevistass a los jugadores al finalizar.

Los partidos fueron muy disputados, todos los equipos ganaron al menos un partido y siempre tuvieron oportunidades. Todos los niños participaron, tuvieron bastantes minutos y no se perdió competitividad. Lo de menos fue el resultado, los jugadores ya saben qué equipo ganó. Nosotros sabemos que ganamos todos niños, padres, abuelos y amigos de las aldeas de Requena.

El acto se clausuró a las 22h, en una ceremonia donde los equipos recibieron su trofeo de campeones y su medalla individualizada mientras sonaba «We are the champions de Queen.».

Ningún niño olvidara esta jornada, tampoco nosotros. Muy emocionante ver a niños y niñas de diferentes edades y diferente nivel futbolístico metidos a tope en partido, como equipo, todos a una. Sufriendo juntos y saliendo del banquillo a fundirse en abrazos cuando marcaban.

Espero que esto tenga eco, continuidad y se visualice el riesgo que corre el mundo real con la pérdida de niños en las pequeñas poblaciones. Promover actividades culturales y deportivas organizadas en las aldeas durante el verano, cuando más visitantes hay,  es el primer paso para que nuestras aldeas no queden en el olvido dentro de una década, con la siguientes generaciones y atraer a que los visitantes actuales se conviertan en futuros habitantes.

Superdeporte, 29 de julio 2018.

LA ESENCIAS DEL FUTBOL VIVE EN LAS ALDEAS

REQUENA, UNIDO POR UN BALÓN. Niños y niñas de entre 8 y 12 años de las aldeas de El Rebollar,San Juan, Jaraguas y el pueblo de Venta del Moro disfrutan del fútbol con numerosa presencia valencianista entre jugadores y afición.

SAN JUAN / Juan Carlos Fernández (Superdeporte)

El futbol sigue teniendo sabor a calle, allí donde el asfalto nunca será mayoría por la propia geografía del terreno y la forma de vida de sus gentes. Así sucede en el interior de Valencia, en las distintas aldeas disgregadas en la extensísima Comarca de Requena, siempre en su mismo sitio pero cada vez más lejanas. Relojes parados en invierno y aceras repletas de ausencia cuando el sol vuelve a ser tibio. Pero queda la dignidad heredada y la responsabilidad de hacerla seguir. Ser protagonista de su propia historia, tan respetable como la de cualquiera. Y es entonces cuando se escucha la sonrisa de un niño y el sonido de una pelota. Y esos viejos intuyen que llegó el verano. Esos niños aún no lo saben, pero son los más privilegiados del mundo porque tienen abuelos, pueblo y una pelota.

Por las tardes, en pandilla, organizarán partiditos de fútbol allá donde puedan. Jugarán a ser el delantero o el portero de moda, imaginarán que están en el mejor estadio del mundo, pero tampoco saben aún (la perspectiva del tiempo se lo dirá), que ellos son mucho más afortunados que esos jugadores a los que admiran, porque para esos niños, aquí y ahora, no existe el reloj ni un motivo mejor para jugar el fútbol y disfrutar con otros niños. Jugar por jugar. Es el fútbol en estado puro, el auténtico, su esencia.

Ayer 28 de julio, en San Juan de Requena, niños y niñas de entre seis y doce años, de las aldeas de El Rebollar, Venta del Moro, Jaraguas y el propio San Juan, disputaron un campeonato de fútbol que duró todo el día. Cuatro aldeas juntaron su ilusión no sólo de sus más jóvenes, niños y niñas, también de padres y abuelos que allí se dieron cita, orgullosos de comprobar que en las aldeas de Requena, se puede seguir siendo feliz. Porque la verdadera felicidad está en las cosas más pequeñas y en saber valorarlas.

Ya decía Cruyff que todo empieza en la calle, que allí es donde se descubre el fútbol y surge la pasión. Y así lo comprobamos ayer en doble jornada, mañana y tarde, con parón de por medio para combatir el justiciero sol de agosto del interior de la provincia de Valencia.

Es triste comprobar como en muchas aldeas de Requena, caerse al suelo de sus escasas, modestas y casi siempre olvidadas instalaciones deportivas, sigue doliendo mucho, tanto por las heridas del roce como por la indiferencia de quienes deberían tener presente que no existe mayor factor socializador que el deporte entre niños. En ellos está la educación del futuro.

Por el equipo local de San Juan: Jorge, Pablo, Toni, Mateo, Sergio, Diego, Sergi, Marcos, Laura, Voro, Daniel, Juan e Ismael, ejerciendo como capitán el gran Jacobo Piqueras, siendo dirigidos por el tándem Pepe H Marin – Jorge Ballesteros y como delegado-utillero Pedro.

Por Venta del Moro formaron: Andrés, Carlos, Jordi, Carmen, Jorge, Iker, Diego, Carlos, Laura, Dani y Sara, entrenadores Javi y Vicente.

Por Jaraguas: Ainhoa, Rodrigo, Miguel Angel, Nicolás, Izan, Maria José, Diego, Raúl, Carlos, Javier, Mario, Juan Manuel, Carlos, Victor, Samuel, Diego, Blai, Unai y Francisco, como entrenadores Iván y Eugenio.

Por El Rebollar: Dani, Augusto, Nacho, Pau, Alejandro, Jaime, Pablo, Sergio, Christian, Rober, Laura, Javier y Marcos. Como entrenadores Sergio y Diego Soto, que con trece años apunta alto.

Arbitró los partidos Javier Montés y amenizó a modo “speaker” Paco Escribá, narrando las jugadas de los partidos, animando a la afición y entrevistando a los jugadores al acabar los partidos, al más puro estilo Carrusel.

Todos jugaron contra todos, en un ambiente cordial, de compañerismo y amistad. Durante toda la jornada no hubo distancia entre las cuatro aldeas tan separadas entre si por la amplia extensión geográfica de la comarca de Requena-Utiel. El fútbol mixto como vínculo, qué sencillo puede ser todo con ilusión y voluntad.

¿Qué como quedaron? ¿Qué quien ganó? No importa, era lo de menos. Venían a jugar al fútbol y cantaban, “Ganamos, perdimos, igual nos divertimos”.

Comparte: Éxito infantil en el torneo de fútbol de San Juan, todos fueron los ganadores