Fase Final del XIX Certamen Internacional de Teatro Breve “Ciudad de Requena”
Leer más
Las Denominaciones de Origen de Vino muestran su apoyo al sector agrario
Leer más
Más de 1500 participantes visitarán Requena por el XIII Premio Internacional de Orientación
Leer más

Requena (15/10/17) Pablo Garcia- elindependiente.com

Estaciones de alta velocidad con registros de pasajeros espectaculares. Terminales de AVE que no levantan cabeza ni se las espera, y de cuyo sentido alguien tendrá que responder (o no). Y un contexto claramente favorable, marcado por una tendencia al auge de viajeros del 5% en 2016 con relación al año anterior. Los 25 años desde la llegada de la alta velocidad con la relación Madrid-Sevilla en 1992 dejan un balance de 2016 desagregado por estaciones con un total de 35,1 millones de pasajeros (70,3 millones -el doble- si contamos a los que suben y bajan del tren).

Renfe ha facilitado los datos del ejercicio anterior a El Independiente de 129 estaciones españolas. ¿Todas de alta velocidad? Ni mucho menos: de las 132, específicamente de AVE hay 31 y del resto muchas pertenecen a la red convencional, como Mataporquera (Cantabria), Vega-Magaz, San Miguel de Dueñas (ambas en León) o Villada (Palencia). A estas cuatro terminales Renfe Operadora las asigna 100 viajeros que suben y bajan en ellas (50, si contamos el número final de usuarios). ¿Por qué están incluidas? Porque hubo quien cogió en alguna de ellas un tren convencional (Media o Larga Distancia: Talgo, Regional Exprés, Intercity, Altaria) y acabó enlazando con la alta velocidad en otra parte de España.

5% más de pasajeros

Así, el mapa de las estaciones AVE revela un desfase astronómico entre terminales y un aumento de los usuarios interanual del 5% con relación a 2015: de 19,7 millones de pasajeros en la más conocida del país, Atocha (10, si dividimos la cifra de los que llegan o salen de la estación de Atocha entre dos) a los 1.100 de Tardienta (Huesca), la menos transitada. Y con todo, en Tardienta hay un ligero aumento (de 1.000 a 1.100) aunque apenas imperceptible si se atiende a números globales.

Empezando por lo peor, los datos de Tardienta reflejan una estación-apeadero que nunca debió existir: tres pasajeros por día, y contando con los que suben y bajan del tren. Le sigue el apeadero de Medina del Campo (Valladolid) estrenado a comienzos de 2016, año en que tuvo 16.000 usuarios, algo más de 40 personas al día.

Las peores estaciones

Para la Estación de AVE de Requena-Utiel (Comunidad Valenciana), Fomento invirtió algo más de 12 millones: recibió 20.600 usuarios. Villanueva de Córdoba (Córdoba) insistió bastante tiempo en que parase allí el tren de alta velocidad y lo consiguió, tras apoquinar la Junta de Andalucía 15 millones por la estación, sobrecostes incluidos. Con 36.800 pasajeros en 2016, de momento no termina de arrancar esta parada.

Antequera- Santa Ana y su relación de tren más autobús que Renfe promueve para ir a Granada tampoco funciona: 45.600 viajeros para ir a la ciudad de la Alhambra, que lleva incomunicada por tren con Madrid la friolera de más de 900 días. Todo por culpa de las obras mal ejecutadas y de los temidos sobrecostes que suelen reclamar las subcontratas en España. A Antequera le sigue la estación alicantina de Villena, inaugurada en 2013 con un coste de 11,5 millones: 76.700 pasajeros descendieron en 2016, a 210 por día (105 si no contamos los que suben y bajan). Unos registros similares a los de Guadalajara-Yébenes, los siguientes de la lista con 79.000 pasajeros.

Las terminales más usadas

Cierra la lista el AVE a Huesca, un ramal que se benefició de la conexión Madrid-Barcelona a su paso por Aragón. En 2016 subieron y bajaron 80.000 pasajeros.

Para Renfe, estos números hay que verlos en perspectiva, pues se trata de estaciones “que forman parte de una red que pretende llevar el AVE a todas las ciudades de España, por lo que hay que ver cada estación como parte de un todo”. La afirmación es subjetiva, puesto que llevar el AVE a todas las capitales de provincia es una decisión política de Fomento que no tiene por qué obedecer a criterios de racionalidad económica. Fedea ha criticado que no existe rentabilidad económica -ni prácticamente social- en ninguna línea de AVE en España.

En cuanto a los mejores números, muy lejos de los casi 20 millones de viajeros de Atocha surge en segundo lugar Barcelona-Sants con 8,7 millones de usuarios. A continuación están la otra estación madrileña de Chamartín (5,3 millones), Sevilla Santa Justa (4 millones), Zaragoza Delicias (3 millones), Valencia-Sorolla (2,6 millones), Málaga-María Zambrano (2,5 millones), y Córdona (2,4 millones).

Comparte: Las estaciones más ruinosas de AVE