La Bodega Redonda acogió ayer la presentación del libro de relatos del concurso literario "Una viña con historia”
Leer más
Cortes de tráfico en Requena para el fin de semana
Leer más
Sara Baras actuará en Requena con su espectaculo "Sombras"
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

Requena, (12/09/19). Redacción.

Las plataformas de la «España vaciada» acaban de poner precio a sus reivindicaciones: 10.000 millones de euros de dinero público al año para luchar contra la despoblación en múltiples frentes, entre ellos el de los incentivos directos para llevar inversiones productivas a las áreas rurales. Y reclaman que ese flujo inversor se mantenga, año tras año, a largo plazo. Si hace falta, durante décadas, hasta que se revierta la situación.

La petición, tal como detalla el diario ABC, la acaban de hacer pública, mientras las asociaciones que forman parte de la plataforma nacional de la «España vaciada» acelera los preparativos de la nueva movilización, un paro de cinco minutos a las doce del mediodía del próximo 4 de octubre. Quieren que ese paro sirva para seguir concienciando a la población del desierto demográfico que azota al medio rural español, y para relanzar sus reivindicaciones.

Desde Teruel Existe, una de las plataformas de referencia de la «España vaciada», insisten en que para luchar contra la despoblación hace falta dinero, y que el Estado debe garantizar un flujo estable para financiar políticas específicas que combata el desierto demográfico.

Tomás Guitarte, portavoz de Teruel Existe, ha explicado que esos 10.000 millones de euros anuales saldrían de asignar a la lucha contra la despoblación el 7% de todo lo que se recauda anualmente con el IRPF, el Impuesto de Sociedades y el Impuesto de Patrimonio. Explica que sigue el modelo que pusieron en marcha las autoridades germanas para afrontar los retos de la reunificación de Alemania. En ese país se creó un nuevo impuesto para financiar el coste de la reunificación, y la «España vaciada» propone que, en vez de crear un nuevo impuesto, se destine una parte de los ya existentes para financiar la lucha contra la despoblación.

Además, aseguran que también la UE debe implicarse de lleno y aplicar a la «España vaciada» las mismas ventajas que rigen para los denominados territorios ultraperiféricos, caso de Canarias.

«Hay que convencer a todo el país de que la despoblación es un problema más importante que el catalán», sostienen desde Teruel Existe. Y que el Estado actúe en consecuencia con financiación para revertir el hundimiento demográfico de las áreas rurales.

Esos alrededor de 10.000 millones de euros que reclama la coordinadora de la «España vaciada» servirían, según han indicado desde Teruel Existe, para sufragar inversiones en infraestructuras y acometer medidas tales como desplegar una nueva red de comunicaciones que potencie la España del interior, aplicar incentivos directos y beneficios fiscales para llevar empresas y empleo a los territorios que necesitan fijar y atraer población, acabar con la brecha digital entre el campo y las ciudades, o potenciar las cabeceras de comarca con más y mejores servicios que actúen como polo de desarrollo de los municipios de su entorno.

Comparte: La España Vaciada exige al estado 10.000 millones al año para hacer frente a la despoblación