11 camas, el mapa que visibiliza las deficiencias sanitarias ante la enfermedad mental más mortal que afecta a 300.000 jóvenes en España
Leer más
Se modifica el período de quema de márgenes de cultivo o de eliminación de residuos agrícolas o forestales mediante el uso del fuego
Leer más
AVA-ASAJA busca con la Diputación de Valencia soluciones a los problemas diarios del campo
Leer más
  • 2017 se cerró con un periodo medio de pago a proveedores de 0,8 días.

Requena, (18/04/18) PSOE Requena

 El Ayuntamiento de Requena ha completado en 2017 su mejor año, con diferencia, en cuanto a la rapidez para pagar a los proveedores, ya que el año se cerró pagando a 0,80 días.  Nunca en la historia de este consistorio los proveedores habían cobrado tan rápido.

Esta cifra, que es el indicador último de la gestión económica del municipio, se suma a muchas otras como la del superávit, que en 2017 fue de 1.568.148,63 euros o el remanente de tesorería de gastos de generales, que ascendió a 3.132.548,12 euros.

Además, para 2018 ya no ha sido necesario solicitar una póliza de crédito que cubra las necesidades de tesorería y a finales del pasado año se hizo una amortización anticipada de préstamos por valor de 990.000 euros para salir cuanto antes del agujero económico del Ayuntamiento.

Según declaraciones del alcalde, Mario Sánchez: “Seguimos batiendo cifras récord y pagando a nuestros proveedores cuando toca”. De esta forma, “ahora cuando presentan una factura en octubre o noviembre saben que no van a tener que esperar a febrero del año siguiente para cobrar como ha pasado históricamente”.

Tal y como ha destacado Sánchez: “Eso es consecuencia de una buena gestión de la hacienda municipal, con un presupuesto realista y con un control total de la ejecución del mismo”. A su juicio, “lo importante es que las empresas cobren al día para dinamizar o, mejor dicho, no perjudicar, a la economía local. Es un buen dato, inmejorable, y seguiremos trabajando para mantener esta situación año tras año”.

            

Comparte: El equipo de gobierno socialista vuelve a batir récords en el pago a proveedores