Miguel Barrachina: “Los cazadores son el mejor aliado de los agricultores para evitar daños por sobrepoblación de fauna en los campos y problemas de seguridad vial”
Leer más
LA UNIÓ reitera al nuevo conseller de Agricultura la necesidad de establecer un plan de choque para compensar pérdidas por la sequía
Leer más
“Recordando a Nino Bravo”, más que un concierto de homenaje, el 3 de agosto en Cofrentes
Leer más
  • El área de Medio Ambiente que dirige Avelino Mascarell pone el foco en la gestión forestal como fórmula para prevenir incendios mediante el uso de biomasa como energía de proximidad que dinamice las economías locales
  • En el proyecto participan también la Universitat Politécnica de Valencia (UPV), los ayuntamientos de Serra y Llíria y las mancomunidades del Camp de Túria y del Interior Tierra del Vino

Requena (21/03/24)- Diputación de Valencia

El área de Medio Ambiente de la Diputación de Valencia pondrá en marcha un proyecto que, bajo el título ‘Valencia Biovaloriza’, apuesta por la gestión de biomasa como fórmula para estimular las economías locales, al tiempo que se promueve el uso de energía menos contaminante.

Se trata de una experiencia piloto, en la que también participan la Universitat Politécnica de Valencia (UPV), los ayuntamientos de Serra y Llíria y las mancomunidades del Camp de Túria y del Interior Tierra del Vino.

Según explica el diputado de Medio Ambiente, Prevención de Riesgos Forestales y Desarrollo Rural, además de Presidente del Consorcio de Bomberos, Avelino Mascarell, “se trata de aunar esfuerzos y definir estrategias transversales entre las áreas de impulso de economía local, medio ambiente y prevención. La gestión forestal es esencial para asegurar la preservación, pero damos un paso más en el proceso hacia el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales, con la generación rentable (o al menos, más económica) de energía limpia”, y ha anunciado que “las Brigadas Forestales del Consorcio de Bomberos también tendrán un papel fundamental en este programa en el diseño de los planes de limpieza, programaciones, formación y ejecución”.

“La fabricación de astillas -continúa Mascarell- y su utilización para climatizar edificios municipales, industrias e incluso viviendas también podría suponer una oportunidad para fijar población en el territorio, si somos capaces de crear una industria de biomasa capaz de generar emprendimiento y empleo”. “Trabajaremos también en crear mercado y canales logísticos de distribución, a nivel provincial, pero también nacional e internacional, con el objetivo de conseguir un modelo sólido que, además de respetar el medio ambiente y nutrir la demanda local, con el tiempo sea capaz de autofinanciarse”.

‘Valencia Biovaloriza’ cuenta con un presupuesto global de 1.995.000 euros, de los cuales la Diputación de Valencia, como socio principal, gestionará cerca de 1,4 millones, distribuyéndose el resto entre las demás entidades participantes.

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU, financia el 95% de este proyecto.

Ocho tipos de acciones

En el marco de este proyecto, la Diputación de Valencia desarrollará un plan para la gestión sostenible de 200 hectáreas forestales distribuidas por las mancomunidades del Camp de Turia y del Interior Tierra del Vino. Esta actuación de gestión forestal permitirá obtener más de 100 toneladas de biomasa anuales que serán transformadas en dos plantas de procesado que se construirán en la provincia de Valencia.  

El material resultante de las plantas se utilizará para alimentar en varias calderas de biomasa en sustitución de los combustibles fósiles, logrando de esta forma reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y apoyar a los municipios en la reducción de los costes energéticos.

Asimismo, la institución provincial promoverá la formación y capacitación de trabajadores forestales a través de una unidad didáctica a cargo de la Escuela de Capataces de Requena, y organizará dos jornadas dirigidas al sector forestal.

Por su parte, la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) elaborará planes de aprovechamiento de los productos forestales, entre otras acciones; mientras que el ayuntamiento de Serra se encargará de la certificación de calidad de pellets y el de Llíria de la instalación de dos calderas y de un ciclo formativo en Gestión Forestal.

En cuanto a las mancomunidades participantes en el proyecto, liderarán la organización de diferentes jornadas profesionales, así como otras acciones de concienciación, comunicación y difusión.

 

Comparte: La Diputación de Valencia liderará un proyecto europeo de gestión de biomasa