Brigadas forestales y Bomberos colaboran en una quema controlada en Requena para alejar a los conejos
Leer más
La Guardia Civil de Valencia detuvo a una mujer en Villargordo que viajaba en su vehículo con más de 30 Kg. de supuesta marihuana
Leer más
La consellera de Justicia visita las oficinas de Asistencia a las Víctimas del Delito de Requena y Utiel
Leer más

Requena (12/09/18) Redacción

Los pozos de Cañada Palletas que abastecen de agua potable a Requena, además de al Polígono Industrial “El Romeral” y varias pedanías como Calderón, San Juan, Barrio Arroyo, Roma, El Derramador, El  Azagador y El Pontón han sufrido un descenso en agua acumulada de algo más de cuatro metros tras los últimos dos meses.

La sequía que afecta, sobre todo a la zona de Requena en estos últimos meses se ha dejado notar en la cantidad de agua acumulada. Tras las mediciones realizadas por personal de la Confederación Hidrográfica del Júcar, según ha podido saber Requena Revista Local, en tan sólo dos meses han descendido 4 metros.

La bomba que succiona el agua se sitúa en la actualidad a 100 metros de profundidad y según dichas mediciones hace tan sólo dos meses la línea del líquido elemento se encontraba a 50 metros de profundidad y en la actualidad se haya a 54.

Hay quien apunta que puede que no se deba sólo a la pertinaz sequía sino también a las numerosas extracciones que se realizan. Lo cierto es que desde el día 12 de agosto y hasta el 10 de septiembre, tan sólo se han contabilizado 15,6 litros de agua de lluvia por metro cuadrado, según datos de la propia Confederación Hidrográfica del Júcar.

Cabe recordar que en febrero de 2014, el Ayuntamiento de Requena, debido a los problemas que detectaron en el pozo Cañada Palletas Nº1 con el fin de  garantizar el abastecimiento de agua potable a la población, aprobó la llevar a cabo una nueva perforación para asegurar el suministro de todo el municipio a medio y largo plazo.

Después se perforaría un segundo pozo en el citado paraje, Cañada Palletas y en junio de 2016 el propio Ayuntamiento desaconsejaba el consumo de agua potable por parte de los habitantes al detectar un arrastre de sedimentos en el pozo 2 debido al descenso del nivel del agua, algo que es poco probable que ocurra en la actualidad. También hubo problemas en enero del año pasado por el bajo nivel de agua que registraba el depósito de Cañada Palletas, que se encontraba en proceso de recuperación.

Comparte: Descienden 4 metros los pozos de agua que abastecen Requena, en sólo dos meses, tras un seco verano