Alumnado del IES Oleana recibe formación en resolución y mediación de conflictos
Leer más
Iniciado el programa Requebeca 2022  
Leer más
Ayudas a la certificación de la producción ecológica del año 2022
Leer más
  • Debido a la inestabilidad política que se vive en Catalunya tras las elecciones del 21D
  • El grupo Freixenet ya estudió el caso en su momento y ahora ha tomado la decisión de trasladar su sede social a Requena

Requena (28/12/17)

El presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, Josep Lluís Bonet, ha afirmado que ha propuesto al consejo de administración de la compañía el cambio de sede social fuera de Catalunya, en concreto a Requena, donde la DO Cava tiene un importante futuro , tanto por la progresión comercial que han alcanzado en esta zona DO CAVA como por la alta calidad de sus productos:  «No depende de mí, depende del consejo, pero desde luego yo lo he propuesto», ha afirmado Bonet en declaraciones a RNE.

De esta forma, la compañía familiar, con sede en Sant Sadurni d’Anoia, seguiría los pasos de otras empresas catalanas que decidieron abandonar Catalunya tras el primer desafío independentista y que nuevamente estan amenazando la estabilidad política de Catalunya.

«Si realmente volvemos a la creación de la República de Catalunya con la declaración unilateral de independencia , continuará una salida importante de empresas de Catalunya, lo que causará una daño gravísimo e irreparable a Catalunya», ha afirmado Bonet, quien ha añadido que si se declarase nuevamente la independencia se produciría una «verdadera catástrofe». «Realmente es un despropósito», ha señalado .

Por su parte, ha asegurado que es responsabilidad de las empresas «poner sobre la mesa el riesgo económico global que existe» ante la actual situación política en Catalunya y lamenta que sean las compañías las que tengan que pagar las consecuencias.

«Nosotros no hacemos política, ni queremos, ni nos corresponde, porque para ello están las instituciones y los foros adecuados”, es «inconcebible» que las empresas catalanas, que únicamente tienen ánimo de generar empleo y riqueza en todo el país, tengan que pagar las consecuencias de esta situación política y estén sometidas a una presión innecesaria.

Por ello, el grupo considera que es responsabilidad de las empresas «poner sobre la mesa el riesgo económico global que existe ante el repetido escenario actual» y han decidido trasladar su sede a Requena, donde ya cuentan con una pequeña infraestructura.

Comparte: El consejo de Freixenet decide el traslado de su sede social a Requena