Apenas un 40 % de los bares y restaurantes con terraza abren el primer día tras entrar en vigor las nuevas normas
Leer más
Cruz Roja consolida su labor social en Requena gracias al apoyo de socios y socias
Leer más
El Departamento de Salud de Requena baja su Tasa de incidencia a 71.53, por bajo de la media de la CV y nacional
Leer más

Furnte abc.es

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha protagonizado este sábado un llamativo giro en su discurso respecto a las relaciones entre la Comunidad Valenciana y Cataluña, en una entrevista concedida a la agencia Europa Press. Puig ha pasado de alabar los vínculos culturales entre las dos regiones y calificar de «paranoia» las críticas a las injerencias separatistas (siempre en pos de los «países catalanes»), a marcar distancias con los vecinos del norte.

Después de que ABC desvelase que la web Culturcat, perteneciente al Gobierno de Carles Puigdemont, presenta el embutido de Requena como producto catalán, Puig ha señalado en la citada entrevista que «esto es una memez, no tiene ningún sentido porque los embutidos son de Requena, no de Cataluña». El presidente, que pide no reavivar «los viejos fantasmas del pasado», se muestra tajante: «La Comunidad Valenciana no es Cataluña ni tiene nada que ver con Cataluña, pero sí queremos tener una buena relación con Cataluña».

«Tenemos mucha relación de carácter comercial, cultural y quiero que eso se cimente desde el respeto, lo que nunca vamos a consentir es que nadie falte al respeto a los valencianos como nosotros nunca vamos a faltar al respeto a los catalanes y estar en una situación de normalidad. Esto son anécdotas, nuestra relación es muy positiva», ha concluido.

El cambio en el discurso de Puig es evidente. Antes de convertirse en presidente de la Generalitat, en una entrevista concedida a ABC como secretario general del PSPV, Puig abogaba por potenciar los vínculos culturales y comerciales entre las dos regiones, con una colaboración «sin complejos» ni «servidumbres». Ya como presidente, ha mantenido siempre la misma línea, e incluso ha intentado agilizar la llegada de la señal de TV3 a la Comunidad. En las Cortes, a preguntas del portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, sobre las injerencias separatistas reflejadas por ABC, Puig llegó a calificar tales críticas de «paranoia».

Sin embargo, la apropiación del embutido y el vino de Requena como productos catalanes en la web Culturcat, desvelada también por este diario, ha sido la gota que ha colmado el vaso. El Ayuntamiento de Requena, gobernado por el partido de Puig, presentó una queja formal a Puigdemont. La web desapareció una semana después. Y este sábado, Puig ha pronunciado una sentencia que nunca antes había defendido: «La Comunidad Valenciana no tiene nada que ver con Cataluña».

Comparte: La Comunidad Valenciana no es Cataluña, ni tiene nada que ver con Cataluña