Abierto el plazo para solicitar el Programa de Apoyo a Familia e Infancia en período estival 2021
Leer más
Suerte para en CD Utiel que juega esta tarde el primer partido de la promoción
Leer más
No pudo ser: el Castellón “B” se impuso al C.D. Utiel en la Celadilla por 1-2
Leer más

MEDIACIÓN COMUNITARIA.

¿Hay algo más importante que la tranquilidad en nuestro hogar? 

Es un hecho que todos nosotros convivimos rodeados de vecinos, ya sea pertenecientes a una misma comunidad, bloque de pisos, zona residencial…

Nuestro día a día lo compartimos con personas ajenas o distintas a las de nuestro hogar, familia o amigos, con personas con las que no hemos elegido convivir. Esto supone que, derivada de esta convivencia pueden surgir, naturalmente, algunas diferencias, malentendidos…en definitiva, conflictos vecinales, algo inherente a la condición humana.

Precisamente este tipo de conflictos son los que más nos llegan a nuestro servicio.

Problemas de convivencia entre los vecinos que dan lugar a desagradables enfrentamientos, con el objetivo de tratarlo de manera amigable, ágil, cercana, sin necesidad de acudir a un Juez para resolver este tipo de problemas personales.

La mediacio?n Comunitaria, no so?lo aborda la resolucio?n de conflictos que ya han surgido, sino también?n la prevencio?n de estos y el fomento de las ideas de convivencia y participacio?n ciudadana; promueven relaciones cooperativas en la comunidad. Con la intención de: hacer saber a una parte cómo puede llegar a sentirse la persona que tiene delante y de igual forma con la otra.

Facilita que éstas se responsabilicen y se involucren para encontrar una solución satisfactoria y sobre todo, ofrece un espacio distinto del de su propia comunidad o lugar físico donde suelen producirse esos enfrentamientos, por lo tanto, se encuentran en un sitio neutro, para promover ese diálogo y comunicación que normalmente puede llegar a estar cortada o bloqueada.

Este tipo de mediación tiene como característico que, como se ha dicho anteriormente, interviene de modo preventivo en los conflictos, podríamos incluso decir que dicha intervención tiene el rol an?adido de agente de transformacio?n social.

 

Por tanto, observamos la importancia de este tipo de intervención vecinal.

Una mediación que puede ser considerada incluso preferente, porque,

¿quién no ha tenido alguna vez diferencias con sus vecinos?

Quizá no hasta el punto de necesitar un tercero para gestionar dicho problema, pero en caso de saber que podríamos contar con un mediador, consideraríamos nuestra comunidad completa, íntegra, responsable e interesada por conseguir una buena solución.

La Mediación Comunitaria es un tipo de resolución alternativa de conflictos que tiene como objetivo la buena convivencia entre personas desde su perspectiva de ciudadanos dentro de una Comunidad.

Por tanto el marco de referencia es el conflicto dentro de la comunidad

Cuando se da una convivencia en una comunidad es normal que se produzcan desencuentros de distinto nivel a los que generalmente llamamos conflictos.

Esto ocurre porque son algo inherente a la interacción humana, se dan entre los hombres, en y entre las áreas y ámbitos en los que se desarrolla la vida cotidiana de los seres humanos (individuos, grupos, instituciones, comunidades).

Todos ellos nos brindan la oportunidad de hacer algo de modo distinto, que genere riqueza para todos (cultura de paz).

El hombre tiende a aprovecharse, utilizar o someter a otro hombre en vez de compartir derechos y obligaciones, y esto quizá ocurra, porque tal vez no se haya planteado que podría ganar más de otro modo.

Los acuerdos y desacuerdos, los encuentros y desencuentros, las tareas complementarias, las diferencias y los juegos de poder, las coincidencias y los objetivos en común son algunas de las cosas que las partes descubren en este juego mágico en el que todos ganan, que es la mediación.

La mediación, ofrece una alternativa al Juzgado en el que la solución deja de ser impuesta para pasar ha ser algo creado en conjunto y en consonancia con particularidades de las partes. El tercero neutral e imparcial conduce la mediación con el ánimo de acompañar a aquellos que han elegido de forma voluntaria el proceso, en la búsqueda de una solución del desencuentro autogestionado en la que ambas partes se sientan ganadoras. El mediador no solucionan «en el lugar de», sino que se posicionan en la intervención para que los polos (o partes) que configuran la tensión de los conflictos, dialoguen y descubran lo esencial, que suele ser invisible a los ojos, para con ello construir una nueva forma de responsabilizarse (responder con habilidad) de la situación.

Es el fomento de las ideas de convivencia y participación ciudadana; promueven relaciones cooperativas en la comunidad. Su conflictología es de tipo: cuidadano-consumo, cuidadano-medioambiente, ciudadano administración, cuidadano-vecino.

Su fin más ambicioso es el fortalecimiento de la Comunidad y la creación de infraestructuras de Paz, construyendo redes sociales que terminen funcionando de forma autónoma como una sinergía. Para ello, es fundamental la cooperación y colaboración entre los distintos servicios del municipio o área en cuestión y la formación de mediadores comunitarios que pertenezcan a esa misma comunidad, que intervienen en los conflictos tomando en cuenta el contexto cultural y social en el que se dan la convivencia, que conciben la comunidad como ente dinámico compuesto por agentes activos y por actores sociales relacionados constructores de la realidad en que viven, que hacen énfasis en las fortalezas y capacidades, no en las carencias y debilidades.

Este tipo de mediación ofrece un sin fin de posibilidades, es apta para intervenir en disputas de vecinos, disputas de comunidad a comunidad, disputas sobre espacios públicos, y uso de la tierra, disputa sobre propiedades privadas…

La Mediación Comunitaria comparte con la mediación todos los principios de Voluntariedad, Neutralidad, Imparcialidad y Confidencialidad.

Comparte: ¿Hay algo más importante que la tranquilidad en nuestro hogar?