El Dpto. de Salud de Requena se mantiene en Zona de Riesgo Bajo
Leer más
El Consorcio Valencia Interior ha aprobado el presupuesto de más de 21 millones de euros para gestionar residuos
Leer más
Se abre el plazo para la "Devolución del Gasoil – Facturas 2020" para agricultores y ganaderos
Leer más

–          La sequía que asola toda la península afecta gravemente a los apicultores valencianos, que mayoritariamente realizan trashumancia
–          La apicultura valenciana soporta además otros graves problemas, como  el decreto de La Pinyola o la falta de ayudas agroambientales como en otras CCAA

Requena (26/05/17). COAG CV

COAG-COMUNIDA VALENCIANA augura una mala campaña apícola, ya que las recientes lluvias no bastan y llegan tarde para salvar las floraciones de primavera.

Esta organización agraria recuerda que hemos atravesado unos años de sequía y se enlazan ahora con una sequía histórica en el interior de la Península, donde tradicionalmente van las colmenas trashumantes  de los apicultores valencianos al final de la primavera. Por lo tanto, las expectativas de cosecha de mieles de primavera tardía y verano se ven extraordinariamente reducidas, incluso se ve comprometida la misma viabilidad de las colmenas si el verano es riguroso.

En este sentido, el responsable de apicultura de COAG ha recordado que producciones como las de romero, sierra, azahar y cantueso ya han sufrido considerables pérdidas, con cosechas inferiores al 50% respecto a un año normal. En estos momentos, las altas temperaturas de los últimos días están ocasionando, por ejemplo, un avance en el estado fenológico de cultivos como el girasol, que pueden desembocar en una floración adelantada y muy corta.

En la Comunidad Valenciana persisten algunos agravantes respecto a otras CCAA que todavía hacen más difícil la profesión de apicultor y la consiguiente función polinizadora de las abejas. Todavía persiste la injusta normativa de la “pinyolà” que es claramente un problema interno del sector citrícola y que no existe en ninguna CCAA; los apicultores valencianos no perciben las ayudas agroambientales de alrededor de 20 euros por colmena que sí que ingresan en todas las CCAA de importancia apícola y los tratamientos insecticidas no autorizados durante la floración de frutales de hueso y cítricos siguen afectando gravemente a las abejas durante los meses de primavera. De seguir esta situación, con un efecto sostenido y pernicioso del Cambio Climático en la zona mediterránea, la apicultura en el arco mediterráneo estará seriamente comprometida en los próximos años y repercutirá muy negativamente en la polinización de muchos cultivos y flora silvestre.

Comparte: COAG-Comunidad Valenciana augura una pésima campaña apícola