La Escuela Comarcal de Música “El Valle”, del Valle de Ayora-Cofrentes, abre matrícula para el curso 2021-2022
Leer más
Tierra Bobal reparte sus agendas escolares en todos los colegios de la comarca
Leer más
El AMPA del Colegio Alfonso X El Sabio de Requena elije presidenta a Viviana Inés Cornejo Casi
Leer más

 Bodegas Marqués del Atrio tiene ambiciosos planes de expansión impulsados por el músculo de Changyu, la mayor bodega china y propietaria del 75% de la empresa española. Estos planes incluyen realizar una «gran inversión en la zona de Requena» donde quieren multiplicar su producción para abastecer el aumento de la demanda del mercado chino. El importe de la inversión lo darán en el consejo de administración de septiembre, donde también confirmarán si se trata de la compra de una bodega, la creación de una nueva o un acuerdo estratégico.

Desde la llegada de Changyu, las ventas de Marqués del Atrio han subido más del 30%. En el mundo se les conoce por su marca principal, Faustino Rivero Ulecia pero Jorge Rivero, director comercial del grupo español, afirma que quieren que la marca Marqués del Atrio sea “una de las más reconocidas de España”. Ahora están entre las tres más importantes de Rioja, pero China demanda sobre todo vinos de Valencia y La Mancha, de ahí su interés en potenciar la producción de Utiel-Requena donde ya tienen una bodega.

Las cifras del gigante chino impresionan. Factura 1.500 millones de euros y prevén que en 2019 un tercio sea vino importado, lo que da una idea de sus planes de expansión internacional.

En 2015 Marqués del Atrio vendió un 10% de su producción a China y tienen previsto cerrar 2016 con un 14%. Dar respuesta a ese incremento de la demanda es el reto al que se enfrentan, por ello la inversión anunciada en Utiel-Requena es de una importancia estratégica.

Prudente con las cifras

China también demanda Rioja y para garantizarse el suministro y la calidad de uva de esta DO, en las últimas semanas Marqués del Atrio había anunciado acuerdos con varias cooperativas productoras.

Rivero es prudente con las cifras. Su objetivo es crecer y dar respuesta a un aumento importante de la demanda, pero si los planes se confirman, posiblemente acaben jugando en la liga de los grandes, esa donde juegan los Codorníu, Freixenet, García Carrión o González Byass.

Comparte: La bodega china Changyu hará una “gran inversión” en Utiel-Requena