Movilización de Maquinaria Pesada para Combatir Incendio en Planta de Reciclaje de San Antonio de Requena
Leer más
AVA-ASAJA insiste en pedir ayudas urgentes a los viticultores tras sufrir las primeras heladas
Leer más
La Plataforma por la Defensa del Sector Primario denuncia, formalmente, el delito contra el Medio Ambiente
Leer más

‘Resumen del programa nº 34 de “En este lugar…” (3-6-2014)

“La personalidad comarcana en un territorio de frontera: el caso de la Comarca de Requena-Utiel”, con Juan Carlos Pérez García, historiador, profesor de instituto e investigador de las comunidades religiosas.

Partiendo de los documentos históricos conocidos a partir de inicios del siglo XIII, se puede deducir que a la llegada de los reyes cristianos, el territorio que ahora denominados Comarca de Requena-Utiel ya estaba ocupado en sus núcleos urbanos principales, especialmente la Villa de Requena, por una próspera comunidad musulmana que había recogido las aportaciones culturales y comerciales de los antiguos pueblos mediterráneos. El paso del dominio islámico al dominio cristiano parece no haberse producido de manera violenta sino por medio de una serie de acuerdos en los que los nuevos gobernantes van aumentando el rigor de su control hasta la expulsión definitiva de los moriscos muchos siglos después. Los primeros siglos tras la conquista de Requena por el rey castellano Fernando III “el Santo” y la posterior concesión a Requena de la Carta Puebla por parte de Alfonso X “el Sabio”, así como la conquista de la ciudad de Valencia por el rey aragonés Jaime I en 1238, están caracterizados por unos frecuentes deseos de anexión de nuestra Comarca por parte del Reino de Valencia. El gran valor estratégico, como territorio fronterizo entre la meseta peninsular y las costas levantinas, que poseía nuestro territorio, impone que el Reino de Castilla utilice todos sus recursos militares, jurídicos y diplomáticos para conservar este espacio. No es hasta 1851 cuando la Comarca de Requena-Utiel es anexionada al espacio político del Antiguo Reino de Valencia, en ese momento ya distribuido según el modelo de provincias, por lo que la Comarca de Requena-Utiel, queda escindida de la provincia de Cuenca y anexionada a la provincia de Valencia. Según declara el historiador invitado en este programa, la razón de la anexión a Valencia fue puramente económica, motivada por los intereses personales de las autoridades locales que controlaban la vida política del momento.

En este programa, Juan Carlos Pérez García, autor de la columna “La bitácora de Braudel” en la revista digital enrequena.revistalocal, nos explica en qué consiste la metodología histórica de Ferdinand Braudel, un prestigioso historiador francés del siglo XX, que interpretó la evolución histórica de los pueblos como una consecuencia de las relaciones económicas y sociales de las distintas comunidades humanas, que están permanentemente condicionadas por las condiciones físicas y climáticas del espacio geográfico en el que se desarrollan; su estudio se centró principalmente en las culturas del mediterráneo, de la que todos nosotros formamos parte. Ante la pregunta de si en nuestra comarca existe en la actualidad una personalidad “valenciana” o “castellana”, nuestro invitado responde que nosotros formamos parte de una transición que incorpora influencias de ambas, aunque históricamente la influencia castellana haya sido mayor, y va más alla, plante ando la pregunta de cómo podría definirse lo que es “castellano” y lo que es “valenciano”, llegando al final de la entrevista con esa propuesta de contenido eminentemente filosófico.’

Comparte: “La personalidad comarcana en un territorio de frontera: el caso de la Comarca de Requena-Utiel”, con Juan Carlos Pérez García