Mujeres con diversidad funcional y jóvenes utielanas de éxito, protagonistas de la campaña 8M de Utiel
Leer más
La Asociación Mujeres por Derecho pide hacer bien visible la reivindicación de la lucha por la igualdad con motivo del 8 de marzo
Leer más
EEUU suspende durante cuatro meses los aranceles del 25% que sufría el vino y el aceite
Leer más

El pasado jueves 24 de noviembre se celebró un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Requena, donde se aprobaron los presupuestos para el año 2017 con los votos en contra de los 7 concejales del PP y de los concejales de Izquierda Unida y Partido Requena y Aldeas y los votos a favor de los 8 concejales del PSOE, 3 de Requena Participa y 1 de Ciudadanos.

Los presupuestos para el año 2017 tiene previstos unos ingresos de 13.296.286,18€ y gastos por valor de 13.161.853,80€. Por tanto, se presentan con un superávit inicial de 134.432,38€

 Desde el grupo municipal del Partido Popular de Requena, el voto en contra de los presupuestos municipales de 2017 se basa en que el equipo socialista, junto a sus socios de gobierno, Requena Participa (podemos) y Ciudadanos, han elaborado unos presupuestos apáticos, fruto de la desgana con la que tratan los asuntos municipales, nada ilusionantes, que dejan indiferentes a todos los requenenses, que carecen de una preocupante falta de gestión, que son un copia y pega del año pasado y además son irresponsables. Así podemos definir estos presupuestos, que lejos de mejorar la calidad de vida y los servicios de nuestros vecinos, continúan con las políticas del año anterior y no van a solucionar los problemas reales que tienen los requenenses.

Analizando los informes de intervención, podemos comprobar que asumen competencias impropias, y que no son más sociales, ya que por ejemplo, servicios como infodona que eran comarcales y los pagaba la consellería, ahora se tendrá que hacer cargo el Ayuntamiento, o el SEAFI (Servicio especializado de atención a la familia y a la infancia), que antes era subvencionado y ahora han camuflado bajo la partida de personal laboral temporal, incrementándola en 42.000€. Pero es que además el informe contiene un reparo en cuanto a la forma de subvencionar a las aldeas del municipio y no se cumple el plan de ajuste en los importes dedicados al capítulo de personal.

Una vez más, como el año pasado, se olvidan de la liquidación del contrato de aguas potables, más de 4M€ de deuda, servicio que lleva ya más de año y medio prorrogado y que no sabemos cuándo saldrá a licitación. Lo mismo se puede decir del contrato de recogida de R.S.U. (residuos sólidos urbanos), no prorrogado y que tampoco han licitado una vez terminados los 8 años de vigencia.

Se reducen los importes en aspectos tan importantes como el turismo, renuncian al importante proyecto de Centro BTT, reducen el merchandising y desaparece la partida para poder musealizar el yacimiento arqueológico de las Pilillas, centro del proyecto para declarar nuestro municipio como “Paisaje cultural de la Vid y el Vino” de la UNESCO.

Engañan a los ciudadanos con falsas promesas, postureo e incumplimientos de su programa electoral, como por ejemplo el proyecto Smart City, que tan bien sonaba en su momento y como estaba de moda, decidieron incluir en el presupuesto pasado con 18.000€ y del que nada se ha hecho en el 2016 y ahora en 2017 desparece sin más. Igual le pasa a la tradicional fuente de Los Morenos, que tras el deslizamiento de ladera sufrido, prometieron a bombo y platillo su recuperación, y también pasa al olvido.

Grave también nos parece que no se hayan solicitado ayudas europeas dentro del programa EDUSI (Desarrollo Urbano Sostenible) donde se podía optar hasta 5M€ de fondos europeos.

Son unos presupuestos en los que no se busca dar solución a los problemas, claro ejemplo es que, de nuevo, pasan la pelota a posteriores corporaciones, no amortizando deuda por la carencia tras la refinanciación de los préstamos, tan solo pagando intereses, al igual que tampoco presupuestan el pago de la expropiación de los terrenos ocupados por el polideportivo de San Antonio, más de 1,2 M€, presentando un recurso, que con toda probabilidad acabará costando más dinero a los requenenses por la condena en costas y los intereses de demora, al recurrir la valoración del Jurado Provincial de Expropiaciones con un recurso donde únicamente se pretende ganar tiempo para que lo paguen los siguientes, como indicábamos antes. Motivo este por el que el Grupo Municipal del PP se está planteando la impugnación de los presupuestos ya que entendemos que se debería consignar crédito para el posible pago de los terrenos.

Unos presupuestos que carecen de transparencia, tan demandada por el PSOE cuando estaba en la oposición y que ahora como cuenta el refrán: “no es lo mismo predicar que dar trigo” ya que se olvidan de publicitar que asociaciones y que importes se asignan a las entidades culturales, puesto que como son sujetas a convocatoria, ni siquiera la oposición puede encontrar ni el nuevo portal de transparencia ni en la web municipal ni en ningún sitio la información.

De igual forma, se olvidan de presupuestar y solucionar el problema de los vertidos de aguas sucias de nuestras aldeas a cauces naturales por la ausencia de depuradoras. La pasada semana veíamos en prensa como Europa multa a la Comunidad Valenciana con 46,5M€ por vertidos al mediterráneo. Esperamos que el principio básico de “quien contamina paga”, no llegue a aplicarse a nuestro municipio y aldeas por no intentar dar solución a otro de los problemas más graves que nuestro Ayuntamiento tiene. Recordemos que en 2015, el PP empezó a presupuestar dinero para ir poco a poco resolviendo el problema, sin dejar de pelear con la EPSAR (Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales) y Consellería de Medio Ambiente para que dieran solución definitiva al plan especial de saneamiento de aldeas (6M€).

Por todos los motivos expuestos, el Partido Popular de Requena, votó en contra de estos presupuestos y aprovechamos para pedirle al Alcalde socialista, Mario Sánchez, y a su equipo, más trabajo y gestión para mejorar la calidad de vida de los vecinos de Requena y sus Aldeas. Con tan solo 1/3 de legislatura, ya no engañan a nadie y todo el mundo empieza a ver sus carencias para solucionar lo que realmente importa y preocupa a los vecinos en vez de malgastar el dinero en caprichos como estropear históricas fuentes o iluminaciones innecesarias.

Comparte: "Apáticos" presupuestos municipales 2017