EFOW y CECRV acogen con satisfacción la moratoria arancelaria acordada entre EE.UU. y la UE  
Leer más
COAG y CERES denuncian que las explotaciones de titularidad femenina tienen más difícil acceder a las ayudas agrarias
Leer más
Agrobobal rinde homenaje a Carmina Cárcel - DO Utiel Requena - en el día de la Mujer Trabajadora
Leer más
EU Requena 

 En el pleno celebrado el pasado día 14 de Abril, fecha en la, que todos los años, los republicanos celebramos aniversario de la proclamación de la II República, nuestro portavoz en el Ayuntamiento Elías Ramírez colocó una pequeña bandera tricolor delante de su escaño lo que motivó que el Sr. Secretario, tras cuchichear con el Sr. Alcalde, tomara la palabra y declarara: “Advierto símbolos que no son los actualmente aprobados en la Constitución y esto vulnera la legalidad vigente más en un salón de sesiones como es éste. Lo digo a los efectos de que cada uno sea responsable de sus actos”.
En primer lugar decir que creemos que si alguien debe llamar la atención a un concejal, debe ser el Sr. Alcalde como Presidente de la Corporación y del Pleno, y que la labor del Sr. Secretario es informar  en las sesiones de los órganos colegiados a que asista  acerca de los aspectos legales del asunto que se discuta, con objeto de colaborar en la corrección jurídica de la decisión que haya de adoptarse.
Dado que no hubo requerimiento del Presidente, ni se había planteado ninguna cuestión sobre la legalidad, toda vez que el Pleno los debates no habían comenzado, creemos que su actuación corresponde a una decisión personal, lo que lo acerca más a parecer un nuevo concejal, que un asesor legal.
Por otra parte, la legalidad cuestionada también la ponemos en entredicho, ya que la  Sentencia 1335/2003, de 15 de diciembre, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, “establece que exhibir banderas republicanas está amparado por los artículos de la Constitución que consagran la libertad ideológica y la libertad de expresión”, y ni siquiera su exhibición en un plano secundario a las oficiales que habitualmente ondean en la fachada de la Casa Consistorial, “no contraviene tampoco el contenido de la Ley 39/1981, de 28 de octubre, por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas.
Tampoco nos parece de recibo la actuación del Sr. Secretario en el debate del punto 8 del orden del día en el que se trataba de la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa por celebración de matrimonios civiles. De nuevo la intervención del Sr. Secretario nos pareció excesiva, ya que no sólo limitó a manifestar su objeción a la celebración de bodas civiles en San Nicolás, lo cual es correcto, sino que polemizó durante el debate, tanto con el portavoz de Requena Participa, como con el Izquierda Unida e incluso con el del PSOE, dando la impresión de ser el concejal número 22 apoyando la propuesta de Requena y Aldeas de posponer la votación, pese que ya se había informado por parte del Sr. Alcalde de que se había dado traslado de la propuesta al cura de San Nicolás y que éste le había manifestado su voluntad de no entrar en el asunto. Cómo bien se dijo, el citado templo es de propiedad municipal merced a la cesión por parte del Arzobispado al Ayuntamiento mediante escritura pública con la reserva de cinco días para uso eclesiástico y la condición de que en el mismo no se realicen “actos contrarios a la religión”. La cuestión de si la celebración de una boda civil sea un uso contrario a la religión católica. Decididamente no lo creemos, toda vez que en las propias bodas celebradas por la Iglesia Católica va implícita una boda civil.

Asimismo tampoco entendemos la obstinación en no encender el micrófono cuando intervenía (el Sr. Alcalde se lo manifestó en repetidas ocasiones, llegando en encenderlo él) para que todos los asistentes pudiéramos oírlo y quedar constancia para el acta (manifestó que él incluiría sus palabras en la misma). Francamente pensamos que no fue una de sus mejores actuaciones en un Pleno. De todas maneras, la propuesta se aprobó con los votos de PSOE, Requena Participa e Izquierda Unida y Ciudadanos y las abstenciones del PP y Requena y Aldeas que proponían aplazar la votación. En cualquier caso, existe un periodo de alegaciones para quien quiera expresar su disconformidad. Y aunque nos hubiese gustado que la bodas civiles celebradas en edificios municipales fueran gratuitas en todas las circunstancias, nos congratulamos de que al menos en el Salón de Plenos y en días laborables se puedan celebrar sin ningún coste para los contrayentes.

En el pleno también se aprobó la moción conjunta de los grupos municipales de PSOE, Requena Participa, Ciudadanos e Izquierda Unida, para que con el dinero del Municipio no se financien espectáculos taurinos. Nuestro grupo había presentado con anterioridad un moción para pedir una consulta ciudadana sobre el tema, que no se pudo debatir en el anterior pleno por problema de agenda, pero que dado que se presentó esta otra conjunta, decidió retirarla en aras al consenso. Sin querer insistir en el polémico debate, Izquierda Unida se reafirma en la defensa de un trato digno a los animales, sin renunciar a su aplicación completa en nuestro municipio y se felicita por el avance obtenido, tras meses de trabajo en este sentido, y también pensamos que una consulta ciudadana es un acto de participación democrática.

Por último manifestar que no nos quedó muy claro el voto abstencionista los grupos de PSOE y Requena Participa en la larga y enrevesada propuesta de Requena y Aldeas relativa a la tauromaquia, máxime después de acabar de votar positivamente la propuesta anterior, ya que pareciera que hubiesen votado una cosa y su contraria.

Comparte: Algunas consideraciones sobre el desarrollo del pleno del pasado día 14 de abril