La joven dramaturga de Ayora, Eva Mir, despunta con su aplaudida y exitosa obra “Héroes en diciembre” representada en el Teatro Valle-Inclán de Madrid
Leer más
La Comunitat tendrá el mayor psiquiátrico penitenciario de España, con 500 internos
Leer más
El Consejo Escolar Municipal de Utiel aprueba por mayoría mantener los días 17 y 18 de marzo como festivos
Leer más

DAKAR 2014. JULIÁN VILLARRUBIA

Para mi desgracia este Dakar no empezó demasiado bien. Mi Yamaha WR 450 con kit rally JVO, la misma unidad en la que confié para la carrera de Brasil, no hizo más que darnos quebraderos de cabeza.

Está claro que este Dakar ha demostrado ser el más duro de la historia en Sudamérica y queda reflejado en los resultados de bajas hasta hoy. Mentalmente no es una prueba normal, hay que estar muy muy fuerte tanto física como psicológicamente, para afrontar como rider una prueba de estas dimensiones. Los problemas que han surgido día a día con la moto no ayudaban en absoluto a mantenerte con el ánimo y la concentración al 100%.

Para mí, desde que entre en SonikTeam como mochilero de Rafal Sonik, aparte de ser mi mayor pasión, el Dakar se convirtió en mi trabajo. No dejo de lado el que terminar cada Dakar es el sueño de cualquiera que participa, pero yo tenía que hacer cumplir el sueño de otra persona, por esto mismo me siento tan frustrado con este abandono. Aunque Rafal es un piloto muy completo, el llevar a una moto como liebre en la navegación o para que ayude a solucionar problemas mecánicos es pura tranquilidad, y son esas pequeñas cosas las que hacen que estés más preparado para cumplir tus objetivos. Este Dakar había que afrontarlo no como el piloto más rápido si no como el más constante y tratando de cometer los menos fallos posibles en cuanto a navegación y conducción se refiere.

Como se suele decir en estos casos, fríamente, no lo he de mirar por el lado de que se ha terminado el Dakar 2014, si no porque acaba de empezar el Dakar 2015. A pesar de los repetidos fallos mecánicos y eléctricos de mi Yamaha y posterior incendio en el km 38 de la etapa 5, continuaré en la estructura del polaco para 2015. El programa aún no está completamente cerrado pero barajamos las carreras de las Dakar Series, Brasil, Qatar, Faraones… En monturas pensamos en otras marcas como pueden ser Honda o KTM.

Los objetivos para mí serán los mismos. Ayudar a Rafal a conseguir sus sueños tanto en el recorrido mundial como en la prueba más dura del mundo, el DAKAR. Seremos más ambiciosos, más fuertes y más sabios, puesto que cada uno aprendemos cada día de nuestros errores. Como piloto y persona me puedo caer muchas veces pero lo que creo que me diferencia de otros es que me levanto y la manera en la que me levanto.

Continuaré este Dakar asesorando a Rafal desde fuera, descargándole de trabajo como puede ser asistir al Briefing, hacer el roadbook y elecciones de configuración del quad conforme a cada etapa. Toda ayuda es poca para hacer que Rafal Sonik, actual favorito, llegue a Valparaíso en el escalón más alto del pódium.

@JVillarrubiaG
www.julianvillarrubia.com

Comparte: ¡Adiós a mi sueño del DAKAR 2014!