Mompó destaca “la vertebración” del PP provincial en la reunión comarcal de Requena-Utiel
Leer más
La Feria del Libro de Utiel cerraba ayer sus puertas tras un fin de semana repleto de actividades para todos los públicos
Leer más
Los sindicatos se concentran a puertas del ayuntamiento de Requena
Leer más
  • Hasta la fecha ha recogido 109.700 firmas a través de la Plataforma Change.org
  • La unidad de referencia en la Comunidad Valenciana cuenta con solo 11 camas hospitalarias.
  • Incluso en los centros privados, la lista de espera para una primera consulta es de 6 a 8 semanas de media.
  • Se estima que 1 de cada 4 personas con TCA intentará suicidarse, especialmente aquellas con anorexia, cuyo riesgo de muerte es 31 veces mayor.

Requena (17/04/24)

A través de la campaña 11camas.com, Dolores Hernández y Rafael Martínez, ambos padres coraje, exigen mayores recursos para combatir los trastornos de conducta alimentaria (TCA) en memoria de su hija Isabel. Hasta la fecha han recogido 109.700 firmas a través de la Plataforma Change.org solicitando reforzar esta área en la sanidad pública española.

“Hoy nadie me va a devolver a Isabel, pero sí quiero evitar que ninguna otra familia tenga que pasar por lo que estoy pasando y, sobre todo, conseguir más plazas en hospitales y centros especializados en trastornos mentales”, denuncia Dolores, refiriéndose a su hija.

Como recogen en la web, incluso en los centros privados la lista de espera para una primera consulta es de 6 a 8 semanas de media.

En la página web de la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) del Hospital La Fe de Valencia aseguran en su ser una unidad de referencia en la Comunidad Valenciana, contando con 11 camas hospitalarias. Este hecho contrasta con la estimación de las 400.000 personas que padecen TCA en 2023 en España, de las cuales 300.000 son adolescentes, con una preocupante tendencia en aumento del 12% para el 2024.

Según la Asociación TCA Aragón, las TCA son las enfermedades mentales con mayor índice de mortalidad en España. Diversos estudios a nivel global aseguran que los fallecimientos no son debidos a consecuencias de salud relacionadas con el hambre, sino al suicidio. Se estima que 1 de cada 4 personas con TCA intentará suicidarse, especialmente aquellas con anorexia, cuyo riesgo de muerte es 31 veces mayor.

Los padres, a través de la asociación AFEM Altiplano, han logrado también impulsar un proyecto pionero aprobado por la Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana para la prevención y afrontamiento comunitario de los TCA. Actualmente se desarrolla en todos los centros educativos de Requena, Utiel, Ademuz, Ayora y Yátova, poblaciones del interior de la provincia de Valencia, y están dirigidas al alumnado entre 10 y 12 años.

Además, sus demandas incluyen duplicar la capacidad de ingreso, dotar del protocolo antisuicidio de obligado cumplimiento a los centros escolares, ampliar el horario de atención (que actualmente es de 8h a 14h) y un Plan Nacional de salud mental y lucha contra el suicidio.

 

Comparte: 11 camas, el mapa que visibiliza las deficiencias sanitarias ante la enfermedad mental más mortal que afecta a 300.000 jóvenes en España